206.000 catalanes llevan más de tres años en paro y la cifra sigue aumentando

El desempleo de larga duración se cronifica y crece pese a que el paro ha comenzado a descender El número de personas que llevan más de dos y tres años sin trabajar se cuadruplica

El paro, en cifras macro, mejora desde hace unos meses. Los desempleados apuntados a las oficinas caen, tal y como demuestran las cifras de paro registrado y además se crea empleo, si se mira la contratación. Además, los avances filtrados esta semana por el Gobierno apuntan que la Encuesta de Población Activa (EPA) que se publicará el jueves mostrará creación de empleo neto por primera vez desde 2008.

Pero hay una cifra que no para de crecer: la de los parados de muy larga duración, los que llevan más de dos años sin trabajar. En Cataluña son 312.000 personas, según un informe del sindicato UGT que se fija en la EPA del primer trimestre. De éstos, 206.000 llevan tres años en paro. En total, la cifra de parados es de 840.200 personas. Hay que tener en cuenta que el paro de larga duración (más de un año) ya afecta a más de la mitad de los desocupados: 501.000 (el 59,6%).

El informe subraya como "el paro de larga duración está creciendo de forma alarmante en los últimos años: se ha cuadruplicado desde el primer trimestre de 2010 (241.00 personas que suponen un 340% más). El fenómeno es de tal magnitud que quienes llevan más de 24 meses en paro ya son el 37% de los desempleados que revela la EPA y el 62% de los que llevan sin trabajo más de 12 meses.

El paro de muy larga duración

Total parados en Cataluña según la EPA: 840.200

Más de dos años sin trabajar: 312.000 personas (el 37% del total)

Más de tres años sin trabajar: 206.000 personas

El 73,4% de quienes llevan dos años sin trabajar tiene más de 45 de edad

El 56% son mujeres y el 44% hombres

El 85,5% son españoles y el 14,4% extranjeros

El 85% no tiene estudios, o cursó primaria o secundaria

El 58% procede del sector servicios

La secretaria de Estado del Bienestar y Trabajo del sindicato, Laura Pelay, recuerda --ante la posible duda-- que las cifras de paro de larga duración varían mucho (en 155.634 personas) si se mira el paro registrado o la EPA. Y argumenta que cuanto más tiempo pasa desde que una persona se queda sin empleo, más probable es que no conste en las oficinas del Servicio de Empleo, el SOC, porque al terminarse la prestación no es obligatorio sellar. En cambio, la encuesta muestra a quienes responden que están sin trabajo, tanto si cobran el paro como si no. En cualquier caso, se mire uno u otro indicador, el fenómeno crece entre un 250% y un 340%.

El informe analiza como el paro de muy larga duración "crece, lo cual demuestra que se está cronificando". Si se observan los gráficos, el total del paro y el paro de larga duración registraron una caída a partir del primer trimestre de 2013. Pero en cambio, desde entonces, el de muy larga duración prosigue su escalada. Ha pasado de afectar al 10% del total de parados en 2010 al 37%, según los últimos datos disponibles.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pelay ha advertido que ante la "cronificación", existe el peligro de que estos parados "puedan caer en un bucle existencial del que no tengan salida, ni por la parte laboral ni por la de las prestaciones", lo que llevaría a una "sociedad fragmentada y a un aumento del riesgo de pobreza". El sindicato UGT reclama en este sentido que este colectivo tenga políticas específicas, sobre todo programas que combinen formación y trabajo, para que puedan recualificarse y volver a cotizar, al menos, durante unos meses "para poder volver a la rueda de las prestaciones contributivas".

Respecto al perfil de los parados de muy larga duración, afecta más a las mujeres que a los hombres, 56% frente a 44% y de manera aplastante a los mayores de 45 años, que son el 73,4% del total. De hecho, el porcentaje de desempleados que llevan dos años sin trabajar aumenta de forma directa a la edad. Son el 2,3% en la franja de 25 a 29 años y el 25,1% en la de 55 a 59. Baja ligeramente en la de 60 a 64 (15,5%).

También es de subrayar cómo la falta prolongada de empleo afecta a quienes menos estudios tienen (el 83% o no tienen estudios o alcanzaron primaria o secundaria). Por sectores de actividad, el 58% procede del sector servicios, que precisamente es el que más empleo está demandando. Y por cualificación del empleo, un tercio de quienes llevan dos años en paro trabajaban en la clasificación oficial que aparece como "ocupaciones elementales".

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS