Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival Jiwapop no devolverá las entradas de los conciertos cancelados

Los organizadores admiten un déficit de 170.000 euros y piden disculpas a los afectados

El Festival Jiwapop de Montcada i Reixac (Barcelona) no ve posible la devolución de 700 entradas que se vendieron a través de su web o en tiendas. Los organizadores se vieron obligados a suspender los conciertos nocturnos -que debían celebrarse hace tres semanas con un cartel que incluía Madness, Fangoria o Amics de les Arts- debido a las escasas entradas vendidas. Entonces, la empresa organizadora Jiwa Pro anunció que pondría en marcha un "sistema de devolución de entradas", algo que parece que finalmente no se producirá. "En principio no se van a devolver las entradas", ha admitido Noel Moraleda, uno de los organizadores del festival.

Los números no les han salido a la organización. Moraleda explica que han tenido unos gastos de 300.000 euros, de los cuales 140.000 han ido a pagar a los grupos musicales, a pesar de que no tocaron. En cambio, solo han ingresado 130.000 euros. Deben unos 50.000 euros a proveedores y unos 22.000 de las entradas vendidas. Pero no todos los compradores han resultado afectados, ya que del total de 1.400 de tiques, la mitad se adquirieron por webs especializadas en venta de entradas y en este caso sí se ha recuperado el dinero.

"Hemos puesto 100.000 euros de nuestro bolsillo, lo hemos perdido todo", lamenta Moraleda. Aseguran que han intentado convencer a los grupos a que renuncien a parte de su contrato. Algunos han llegado a cobrar el 100%. "Les pedimos que devolvieran una parte del importe, pero no lo han hecho", explica la empresa, que defiende que los números y las previsiones se hicieron correctamente, pensando que asistirían unas 10.000 personas al festival. Los cálculos al final no se cumplieron. "No sabemos por qué no ha funcionado", reconoce Moraleda.

Por las redes sociales ya han aparecido varias plataformas de afectados por la suspensión de los conciertos -las actividades de día, como talleres y conferencias sí se realizaron- y no descartan que alguien les denuncie. "No tenemos efectivo, estamos en la bancarrota", remacha la organización, que pide disculpas a los afectados.