Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas se abre a negociar los términos de la consulta si Rajoy la autoriza

El líder catalán cree que será “muy difícil” llegar a un acuerdo con el presidente

La Generalitat pone como condición que el referéndum trate sobre la independencia

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, a su llegada hoy a la reunión semanal de su gobierno.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, a su llegada hoy a la reunión semanal de su gobierno. EFE

Los equipos de Mariano Rajoy y de Artur Mas buscan una fecha para la reunión que el presidente del Gobierno y el de la Generalitat se han comprometido a celebrar para tratar sobre el proceso soberanista catalán. Ambos parten con condiciones contradictorias: Rajoy no quiere oír ni hablar de la consulta y Mas sólo quiere dialogar si se permite el referéndum sobre la independencia.

El presidente catalán se mostró dispuesto este martes a negociar con Rajoy la formulación de la consulta si el presidente del Gobierno se compromete a permitirla: "Si acepta la posibilidad de una consulta, podemos hablar de sus términos, siempre teniendo en cuenta que todos los partidos catalanes que han apoyado el referéndum tienen que acordar los términos de la negociación", explicó Mas en una entrevista en Bloomberg. A la condición de respetar el consenso de los partidos que apoyan la consulta (CiU, Esquerra, Iniciativa, y la CUP), el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, añadió otra: "Se debe preguntar sobre la independencia", remarcó. Los cuatro partidos pactaron en diciembre convocar una consulta el 9 de noviembre con dos preguntas: "¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?".

Mas subrayó la necesidad de que cualquier cambio en los términos de la consulta pase por el visto bueno del resto de formaciones que la apoyan. El consenso forjado por los cuatro partidos le aleja de la imagen de un proyecto unipersonal que la Generalitat quiere evitar. "Como presidente, he tomado el compromiso de tomar todas las decisiones junto a los otros partidos", recalcó el líder nacionalista. Homs insistió en que el presidente catalán informará a ERC, ICV y la CUP de cualquier novedad que surja de la cita con Rajoy.

La Generalitat y el Gobierno buscan un acuerdo sobre cuándo y cómo celebrar la reunión entre ambos presidentes, que desde que en agosto de 2013 tuvieron un encuentro privado no han vuelto a citarse para hablar del proceso soberanista. El Ejecutivo catalán deseaba una reunión discreta, pero está dispuesta a que sea una cita formal, como desea Moncloa, para que el diálogo se produzca: "Nosotros ya hemos dicho cómo queremos que sea la reunión, pero si no quieren que sea así, no lo será", despachó Homs.

Artur Mas ve "muy difícil" que Rajoy acceda a llegar a un acuerdo que pase por permitir la pregunta, pero no por ello dejará de intentarlo: "Soy realista. En España eso significa que hay que esperar a lo que pase en los próximos días. [...] Pero la idea de poner todos los asuntos sobre la mesa y llegar a pactos sobre ellos es muy difícil. Mi experiencia política y personal me enseña que es muy difícil llegar a este tipo de acuerdos, pero hay que intentarlo".

Homs ni se planteó la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre la consulta. Solo pidió que el Gobierno no utilice la reunión para atacar a Mas: "Si hay la tentación, con esta reunión, de visualizar un menosprecio al señor Mas, allá ellos. Que sepan que menospreciando al señor Mas el problema no lo resuelven. Quien quiere votar es el pueblo de Cataluña".

Mas confía en que el referéndum por la independencia de Escocia que se celebrará el 18 de septiembre ayude al proceso soberanista y a su comprensión en la Unión Europea. El presidente catalán deseó una victoria de la independencia en Escocia porque las negociaciones para entrar en la Unión Europea "serían útiles para Cataluña".

 

Más información