Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La acusación popular pide ampliar pruebas en el juicio contra 18 neonazis

La plataforma contra la impunidad solicita que declaren en la vista que arranca hoy 17 testigos vinculados con el Frente Antisistema

La Acció Popular contra la Impunitat, personada como acusación popular en el proceso derivado de la Operación Pánzer, con la que en septiembre de 2005 se desarticuló la organización neonazi Frente Antisistema (FAS), requiere como cuestión previa antes del inicio del juicio, que arranca este lunes, una ampliación de prueba consistente en la declaración de 17 testigos relacionados con este grupo, documentación, muestra de armas, de sustancias anabolizantes y grabaciones de conversaciones telefónicas.

En un escrito que presentarán a primera hora de la mañana de este lunes en la Audiencia Provincial, la acusación popular solicitará esta ampliación de prueba con carácter previo al inicio de la vista oral, "enfatizando que todo el contenido de las pruebas que se proponen ya constan en la causa, por lo que no hay ningún dato que pueda producir indefensión a los acusados", han informado desde la entidad.

Así, requieren los antecedentes policiales y penales de todos los imputados al objeto de la modulación de la pena que deba ser impuesta, así como que se tome declaración en calidad de testigo a 17 personas que "bien son miembros del FAS o están muy relacionados con la causa que se juzga por la Sección Cuarta".

Entre esas personas están "aquellos que fueron detenidos por tráfico de armas y no imputados, colaboradores y miembros del FAS, así como Pedro Pablo Peña, líder del partido político de ultraderecha Alianza Nacional, quien aparece en diversas llamadas telefónicas dando instrucciones jurídicas a diversos imputados, según las conclusiones aportadas en informes de la Guardia Civil".

También se solicitan 34 documentos clarificadores de la estructura, jerarquía, Junta de Mandos, Jefes de Grupo y funcionamiento disciplinar del FAS, así como los manuales de uso por esta organización, parafernalia nazi, propaganda nazi, libros, cds, esvásticas y mercaderías racistas y hitlerianas que presuntamente distribuían.

La acusación popular pide, asimismo, una muestra de todas las armas y munición no destruida del presente procedimiento y de las sustancias anabolizantes incautadas, así como la reproducción en la celebración de la vista oral de 27 conversaciones de llamadas telefónicas y sms que figuran en el atestado policial de la Guardia Civil.

Según ha indicado esta entidad, la petición de ampliación de prueba se realiza de conformidad con la doctrina sentada por el Tribunal Superior sobre la interpretación extensiva y flexible del artículo 659 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en cuanto a la posibilidad de presentar pruebas en un momento posterior al de la calificación provisional, cuando con ello no se perjudica a los derechos de las partes derivados del principio de contradicción en la práctica de la prueba y las garantías del derecho de defensa.