Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Inspección de Trabajo cuestiona el sistema de turnos y horarios de la FNAC

La distribución irregular de las horas de trabajo "es contraria a las previsiones legales", afirma el informe

La Inspección de Trabajo cuestiona en un informe el sistema de horarios y turnos de las tiendas de la multinacional FNAC en Barcelona. El informe, fechado en mayo, constata que los contratos laborales de los empleados incluyen "cláusulas adicionales en las que se faculta a la empresa para distribuir irregularmente la jornada laboral y los turnos". Una práctica de la empresa que es "contraria a las previsiones legales en lo que se refiere a trabajo a tiempo parcial".

La inspección y el posterior informe se realizó a requerimiento del sindicato CGT, que lleva meses denunciando un empeoramiento de las condiciones de trabajo. Aseguran que existe fraude de ley en la contratación a tiempo parcial, exceso de flexibilidad horaria y en la distribución de las jornadas y que los superiores presionan en exceso a los subordinados para aumentar las ventas. En abril, coincidiendo con Sant Jordi, el sindicato convocó una huelga en la tienda de la plaza de Catalunya, la más céntrica de Barcelona, que pese a mantener las puertas abiertas tuvo que suspender la tradicional firma de libros a los lectores por parte de los autores más populares.

En el informe, la Inspección de Trabajo requiere a la empresa "que indique en los contratos a tiempo parcial la distribución horaria de todos los miembros de su plantilla que prestan servicios a tiempo parcial o transformen estos contratos en indefinidos a tiempo completo". También le insta a "evaluar las consecuencias" de la distribución irregular de la jornada para la conciliación de la vida laboral y personal de los empleados. El apartado de requerimientos especifica de la necesidad de "reevaluar de forma constante".

La compañía ha respondido al informe de la Inspección mediante tres mensajes consecutivos en la red social Twitter: "FNAC va a atender al requerimiento de Inspección de Trabajo para establecer una cláusula aún más clara respecto a los horarios. Queremos informar de que todos los empleados cuentan con sus horarios trimestrales por adelantado como fija la ley así como el cómputo total de horas que ha realizado cada mes".

Además de los turnos, la inspección de Trabajo también requiere a la FNAC en materia de riesgos psicosociales y le insta a "eliminar todo tipo de presión por parte de los superiores para conseguir objetivos". En este sentido, insta a la multinacional a actualizar la evaluación de estos riesgos y sobre todo, cómo afectan los objetivos marcados por la empresa desde marzo sobre el número de socios captados al mes y el número de pólizas de seguro sobre productos vendidos.  Y es que una de las quejas más reiteradas por los empleados se refiere a las presiones de los superiores para captar socios y vender seguros asociados a los productos audiovisuales o de tecnología.