Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el alcalde de Torredembarra

Daniel Masagué, desde prisión, renuncia “para facilitar la gobernabilidad”

El alcalde de Torredembarra (Tarragonès), Daniel Massagué (CiU), en prisión sin fianza acusado de corrupción, ha dimitido. Representantes del edil han entrado en el registro del Ayuntamiento el escrito de su renuncia como alcalde y regidor “para facilitar la gobernabilidad del municipio”, ha informado Convergència Democràtica de Cataluña (CDC) en un comunicado. Masagué ha desistido de sus cargos en el Consistorio para “poderse defender mejor en los casos judiciales en los que se encuentra imputado”, ha relatado CDC. En su escrito personal de renuncia, Masagué pide que se realicen “lo más pronto posible” los trámites legales para “cubrir” su vacante, ha añadido la formación nacionalista. El pleno municipal deberá ahora asumir la dimisión y consensuar un nuevo alcalde.

Durante los días pasados Masagué puso en jaque a la dirección de CDC, que había anunciado el lunes su marcha, negándose a ceder el puesto. Su salida se había pactado el pasado día 4 al acudir a la cárcel Brians I varios representantes del partido a visitar al edil, preso desde el 27 de junio por delitos contra la Administración pública por una larga lista de presuntas irregularidades en el Consistorio, como pagos a una consultora externa, alquileres de locales, o la concesión de obras y contratos. El lunes el secretario de organización del partido nacionalista, Josep Rull, explicó que aceptaban la dimisión de Masagué de todos sus cargos: alcalde, concejal y diputado en la Diputación de Tarragona. Sin embargo, minutos después de la comparecencia de Rull el alcalde dio marcha atrás, se enrocó en el cargo y desconcertó a la cúpula de la formación nacionalista, relataron fuentes del partido. Según estas fuentes, Masagué alegó que no quería dejar la alcaldía hasta estar libre y poder explicarse ante la ciudadanía. Este miércoles, finalmente, ha cedido a las presiones de CDC.

Cinco concejales de CiU, incluida la alcaldesa accidental, ya renunciaron el lunes a sus responsabilidades de gobierno, sumiendo al Ayuntamiento en un vacío de poder. Los ediles pretenden seguir siendo regidores. Cuatro de ellos fueron arrestados y se encuentran en libertad acusados de delitos contra la Administración pública.

Ante este caos, los grupos de la oposición llegaron ayer a un principio de acuerdo para presentar una moción de censura y un candidato a la alcaldía; Enric Grangel, concejal del PSC. Sin embargo, tras la capitulación de Masagué, la moción de censura podría ser ya innecesaria para formar un nuevo gobierno.

Más información