Solo podrán ser rescatados los fondos de las EPSV que tengan diez años o más

El Gobierno y la Federación quieren evitar que los afectados corran a la entidad a recuperar su dinero

Gonzalo S. suscribió una EPSV hace exactamente ocho años y cuatro meses. Había nacido su hija y le pareció interesante ahorrar una cantidad de unos 2.400 euros anuales durante la próxima década. Ella cumpliría los diez en 2016 y él podría sacarlo, de necesitarlo, o en caso contrario dejarlo en su entidad gestora para consolidarlo como un complemento a su pensión. “Eso de que podías recuperarlo a los diez años te daba cierta tranquilidad”, explica. El Tribunal Constitucional le ha chafado el plan. A él y a miles de ahorradores les ha dejado solo tres opciones dependiendo de la antigüedad de su fondo. Según los expertos consultados, la peor es la que mueve el pánico, es decir, coger el dinero y correr antes de que la sentencia se publique en BOE si sus aportaciones tienen ya una década de antigüedad. La segunda, y más recomendable según los juristas consultados, es confiar y dejarlo en la entidad de ahorro, o aseguradora porque, de haber aportado durante una década en el momento de la publicación de la sentencia en el BOE, habrá consolidado el derecho al rescate y podrá sacarlo cuando quiera.

La tercera no es una opción, es una obligación. A Gonzalo S. y a otro más de medio millón de socios de EPSV no les queda más remedio que olvidarse de ese dinero hasta que no se coloque la camiseta de jubilado. Si a finales del pasado año ya hubo numerosos rescates de las EPSV que cumplían esa condición, por miedo a que la reforma tributaria que anunciaba el Gobierno central pudiera acabar afectando todavía más negativamente a ese tipo de ahorros, las EPSV, ahora se podría reproducir pero a una escala mucho mayor. De momento las líneas de información de los bancos y aseguradoras echan humo. Miles de ciudadanos están colapsando sus centralitas. En Euskadi hasta marzo de 2014 había 706.085socios de EPSV individuales, que habían aportado en lo que va de año 56,5 millones de euros y tenían en total 10.946,2 millones de patrimonio —en torno al 15% del PIB vasco—. Las de Empleo —más de 10.000 adicionales de patrimonio— no están afectadas al no tener regulado el rescate a los diez años. Frente al 33% del PIB vasco, en España esos fondos apenas si representan el 8%.

El PP cree que se puede

La Federación de EPSV emitió ayer una nota para inyectar unas dosis de confianza a los afectados con dos mensajes. Primero, que el patrimonio de las EPSV garantiza el rescate a quienes quieran, es decir, no hay problema de liquidez para soportar un eventual aluvión de peticiones. El segundo es que, a entender de los letrados de la Federación, “carece de efectos retroactivos por lo que los derechos económicos reconocidos, y en concreto el derecho de rescate, queda en todo caso preservado respecto de los derechos existentes hasta la fecha de la publicación de la sentencia”. El espíritu del mensaje de la organización que agrupa a las EPSV era tranquilizar a los ahorradores para evitar precisamente una carrera desenfrenada de rescates antes de que se publique la sentencia en el BOE y entre en vigor. El Gobierno vasco también lanzó ese mensaje a los afectados. El PP, sin embargo, pidió con claridad que se implante el fondo de ahorro recogido en la reciente reforma fiscal del Gobierno central que permite recuperar el dinero a diez años. “Tenemos competencias fiscales en EPSV y se pueden articular muchas y variadas soluciones”, explicaron sus dirigentes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción