Los vascos gastarán una media de 85 euros en las rebajas de verano

Supone un 6,25% más que el año pasado aunque casi un 39% menos que en 2006

Los vascos gastarán una media de 85 euros durante las rebajas de verano, un 6,25% más que el año pasado aunque casi un 39% menos que en 2006, según las estimaciones realizadas por la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI).

De media, el gasto previsto para el conjunto del Estado es de 76 euros de media. Las comunidades con una cuantía más elevada son Madrid (95 euros), Cataluña (89 euros) y Euskadi y Valencia (ambas con 85 euros). Por el contrario, el presupuesto más bajo se prevé en Canarias (61 euros), Murcia (63 euros) y Extremadura (64 euros).

El presupuesto de los vascos en las rebajas de verano, que comienzan este martes de manera oficial, mantiene la tendencia ascendente de los últimos años ya que se ha pasado de 58 euros en 2011 a 68 en 2012, 80 en 2013 y 85 en 2014. Sin embargo, aún a distancia de los 139 euros de media en 2006.

FUCI ha explicado que la "liberalización" de las rebajas hace que las compras en este periodo "se diluyan más" y "no creen el mismo efecto que años anteriores, donde se veía el primer día del mes de julio a centenares de personas esperando a las puertas de las grandes superficies".

Su presidente, Gustavo Samayoa, ha añadido que, como en años anteriores, "los ciudadanos, dada la crisis, compran menos en temporadas normales del año y esperan a las rebajas para comprar la ropa y demás artículos que necesitan, es decir, intentan aprovechar al máximo los descuentos". En cualquier caso, ha advertido de que "no nos debemos dejar engañar por grandes descuentos", sino que "se debe acudir a las rebajas con un presupuesto fijado y comprando aquello necesario, y recordar que aun en épocas de rebajas nos asisten los mismos derechos que durante el resto del año".

También se espera "un fuerte incremento" de las ventas online durante este periodo, del mismo modo que durante el resto del año, por lo que FUCI recomienda que se tomen "las precauciones necesarias para asegurar una compra adecuada y especialmente un pago seguro".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La federación de consumidores y usuarios aconseja fijar un presupuesto previo y "respetarlo al máximo", así como revisar con atención las etiquetas, en las que debe figurar la talla, composición y tratamiento aconsejable de lavado en el caso de prendas textiles.

También es necesario observar que en cada producto se indica, de forma clara, el precio anterior y el precio rebajado o, en su defecto, el porcentaje de rebaja.

Durante las rebajas, los medios de pago, como tarjetas, deben seguir en vigor, salvo que se indique en el establecimiento, de forma visible, la no aceptación de esa forma de pago. Si compra un bien de carácter duradero, la garantía es por un periodo de dos años.

Además, el establecimiento debe aceptar las devoluciones o cambios de los productos defectuosos, cuya venta está prohibida en rebajas. Se debe exigir y guardar siempre el justificante de compra como "única garantía ante una posible devolución o reclamación".

En caso de realizar compras online, recuerda FUCI, "tenemos los mismos o incluso más derechos, tales como el desistimiento que asegura 14 días naturales para devolver la compra sin tener que dar ninguna justificación". Además, para estas compras es necesario estar "atentos para realizarlas de forma segura".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS