Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig: “Gobierna un administrador concursal”

La coordinadora general del PP carga contra el secretario del PSPV y la herencia socialista

El secretario general de los socialistas valencianos criticó ayer la actitud “pasiva” del Consell tras la decisión del Ministeri de Hacienda de retrasar la reforma del sistema de financiación. “Fabra reconoció el 3 de enero de este año que no podríamos pagar los servicios básicos si no llegaban 1.500 millones adicionales de Madrid”, prosiguió Puig, “Ahora Rajoy le deic que no van a llegar de ninguna manera ¿y se queda de brazos cruzados?”. “Es intolerable”, remachó, “No tenemos un presidente, tenemos un administrador concursal”.

Ximo Puig arremetió contra el presidente de la Generalitat por permitir “que Rajoy lleve dos años burlándose de los valencianos, prometiendo una reforma del modelo de financiación que nunca llega”. “Miente y engaña a los valencianos a los que ha dejado tirados. El pasado jueves”, prosiguió el líder socialista, “vimos como Montoro descartaba reformar la financiación mientras nuestro consejero de Hacienda no hacía nada·.

“Fabra solo se reúne con Rajoy para hablar del PP y de si le dejará, o no, ser el candidato”, sentenció el dirigente socialistas.

Las manifestaciones del secretario general del PSPV recibieron la respuesta airada de la coordinadora general del PP de la Comunidad Valenciana y consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, que apeló, nuevamente, a la herencia recibida.

“Puig es directamente responsable de este sistema [de financiación] injusto ya que en su momento no hizo nada para evitar que José Luis Rodríguez Zapatero castigara así a los valencianos”, dijo Isabel Bonig, que añadió: “Para la mente sectaria e irresponsable de Zapatero, los valencianos habían cometido el terrible pecado de no votarle y, por eso, les discriminó mediante un sistema de financiación que ahora el presidente Fabra intenta corregir”.

La número dos del PP valenciano omitió en su crítica que su partido no votó en contra del sistema de financiación actual y que el entonces consejero de Hacienda, Gerardo Camps, se abstuvo. “Ese atropello del sistema de financiación contó con el aplauso servil del señor Puig, lo cual le invalida para dar lecciones de nada”, insistió Bonig.

Pese a que la reclamación de un nuevo sistema de financiación es unánime en todo el arco parlamentario y en la sociedad valenciana, la dirigente popular añadió: “Fabra ya sabe que no podemos contar con los socialistas para mejorar el sistema de financiación ni la calidad de nuestra democracia porque son rehenes de la izquierda radical”.