Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mil y un proyectos de Enrique Ortiz

El promotor se interesó los parques eólicos, un hotel en Tabarca o la plaza de toros de Villena

El promotor Enrique Ortiz en un partido de fútbol.
El promotor Enrique Ortiz en un partido de fútbol.

Los negocios del empresario Enrique Ortiz no tienen fin. El promotor, imputado en Gürtel y Brugal, desplegó entre 2008 y 2009 una intensa agenda de llamadas y reuniones con alcaldes, empresarios y técnicos con el objeto de sacar tajada y rédito a sus negocios particulares, aunque en muchos no consiguiera sus propósitos.

Los informes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía de Alicante, y los pinchazos de su teléfono móvil, destapan el interés de Ortiz por participar en la adjudicación del Plan Eólico de la Generalitat. El 6 de junio de 2008 recibió una llamada de Aurelio González, de Energías Eólicas Manchegas, avanzándole que acaba el plazo para presentarse. “Sería bueno concurrir de la mano de Iberdrola, que es la que más se va a llevar”. Ortiz se compromete a hablar con el entonces consejero de Infraestructuras, Mario Flores, para “ver qué se puede hacer”.

Unos días más tarde habló con Vicente Cotino Ferrer, sobrino del actual presidente de las Cortes, Juan Cotino, en aquel entonces consejero de Bienestar Social. Ortiz planteó concursar de la mano de Diversia y Cotino responde con un escueto “olvídate”. “¿Por qué?”, insiste Ortiz, “¿no se puede amañar o qué?”. El hermano de Cotino le avanza que la elegida es Iberdrola Renovables porque “se ha comprometido el presidente”. El promotor insiste y Cotino le para los pies: “Olvídate que está el pescado vendido” y “no digas nada a Mario Flores. No pinta nada ahí, no le metas en un aprieto”.

La Policía concluye que el concurso estaba “adjudicado de antemano” por compromiso del “presidente” y que Cotino tenía “información de primera mano”. Por último, destacan el grado de “seguridad” que le ofrece Ortiz de su relación con Mario Flores.

Vicente Cotino a Ortiz: “Olvídate, el presidente ya se ha comprometido”

Ortiz manejaba la información al dedillo y con todos los detalles. La Policía dedica un apartado a adjudicación de una concesión en la isla de Tabarca. Ortiz se reunió con la entonces edil de Urbanismo, Sonia Castedo, y Jesús Quesada, el arquitecto del PGOU el 15 de junio de 2008. Minutos antes recibió la llamada de su secretaria recordándole que preguntara por el tema de Tabarca, que José Luis Gallego había presentado la oferta Hostelería Gobernantas. El interesado, unos días antes, por teléfono, explicó a Ortiz que había pedido una entrevista con el alcalde, Luis Díaz Alperi, porque “quiero que me ayude”. Gallego estaba preocupado por si “se está moviendo alguien más y le intenta picar el billete al alcalde”. El 19 de mayo el interesado volvió a hablar con Ortiz quien le dice “no te preocupes, subo a ver a Sonia Castedo, y le digo que llame al alcalde y ya está”.

La Policía destaca la “coincidencia de fechas” entre las conversaciones días antes de que se aprobara el anteproyecto y la publicación en el BOP, aunque al final la adjudicación recayó en otra empresa, Josector Juan Luis S. L., cuyo aperado es Luis Castillo, vinculado al Hércules.

En Monòver, la voracidad del empresario hizo que Grupo Ortiz se hiciera con el PAI urbanístico que había presentado el grupo Santa Ana junto a los propietarios de los terrenos. Ortiz presentó una alternativa y se quedó con el proyecto por votación del pleno municipal. El representante de su grupo, José Gregorio Bernabé, era el primo del entonces y hasta el pasado febrero alcalde monovero, Salvador Poveda, del PP.

En las siguientes elecciones, aunque seguía Poveda, el cambio de apoyos en el gobierno obligó a una nueva redacción del proyecto que ya no interesó a Ortiz. “Yo lo que quiero es... Si me puedes hacer un decreto de alguna manera o algo y devolverme el dinero”, le dijo al alcalde al no estar dispuesto a aceptar las nuevas condiciones de los socios de gobierno del PP. “Yo no tengo que tragar. Yo tengo otros sitios”.

Sitios como Villena, donde según la policía, la alcaldesa Celia Lledó, también del PP, llamó a Ortiz con motivo de una remodelación de la plaza de toros valorada en 15 millones de euros. “Te quería enseñar el proyecto de la plaza por si os interesa antes de elaborar los pliegos y publicarlos, tener un contacto previo”. Y para allá que fue Ortiz.

 

Más información