No es sólo rock’n’roll, son los Rolling Stones

Fotógrafos internacionales repasan la trayectoria musical y la influencia iconográfica del grupo

Una reproducción de Mick Jagger de la exposición.
Una reproducción de Mick Jagger de la exposición.TANIA CASTRO

"Nada es verdad, todo está permitido". Esta frase del escritor William Burroughs destila el espíritu de los años sesenta. Y resume el ideario del grupo The Rolling Stones que, fundado en 1962, pronto traspasó las fronteras de la música para convertirse en un icono cultural de ámbito planetario. Las imágenes de sus multitudinarios conciertos, de los rostros de sus líderes Mick Jagger y Keith Richard, de sus ensayos o detrás del escenario, contribuyeron decisivamente en la construcción colectiva del mito, que hoy sigue vivo, 52 años después.

La fotografía centra, precisamente, la exposición Sympathy for the Stones del Centro Cultural Bancaja de Valencia, que ofrece un recorrido por la trayectoria musical de la banda británica y la influencia cultural que ha ejercido. Se inaugura la tarde de este martes, un día antes de que el grupo desembarque en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, para dar su único concierto en España de su actual gira. 

"Los Stones son historia viva que se reconocen en esa frase de Burroughs", comenta Fernando Castro, profesor de Estética y comisario de la exposición que reúne un centenar de piezas entre fotografías, carteles, portadas de disco, documentos, películas y obras como el cuadro de Richard Hamilton inspirada en la detención de Jagger por posesión de drogas o una reproducción del retrato que hizo Warhol del cantante.

Se exhiben imágenes de los Rolling con John Lennon, Yoko Ono, Bob Dylan, David Bowie o Tina Turner. Son obra de fotógrafos reconocidos como Ebet Robets, Barrie Wentzell, Michael Putland, Bob Gruen, Gus Coral o Guy Le Querrec y Rene Burri (los dos últimos de la agencia Magnum).

Una joven observa dos imágenes de Keith Richards
Una joven observa dos imágenes de Keith RichardsTANIA CASTRO

Se muestra la carátula del disco Sticky Fingers, que fue número 1 de ventas, y una copia de la carta que envió Jagger a Warhol para que lo diseñara. Al lado, un texto recoge las palabras del artista recordaba la colaboración: "La próxima vez que haga algo, intentaré que me den un tanto por ciento, como un penique por cada álbum vendido". "Si Warhol era duro con el dinero, los Stones lo eran mucho más", comenta el comisario.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Cuando tocamos, todo se basa en el sentimiento: es el ingrediente más importante. Nuestra música proviene del blues y no se puede tocar blues sin sentimiento", dice Keith Richards en una gran cartela, junto a una enorme reproducción del guitarrista. 

Se proyectan también fragmentos de tres películas documentales: Gimme shelter, centrada en el trágico concierto de Altamont de 1969, en el que un joven fue asesinado por la la seguridad del concierto que ejercían Los Ängeles del Infierno; Sympathy for the devil, dirigido por Jean-Luc Godard en 1968, que refleja la revueltas políticas y sociales de los años sesenta y que dejó perplejos a los Rolling, según apunta el comisario; y Shine a light, de Martin Scorsese.

Castro explica que la mayoría de las imágenes no se han visto nunca en España y que algunos de los negativos se han positivado en Valencia. No se incluyen fotografías de los conciertos de España por dificultades en el acceso de las mismas, según indica el comisario. 

La exposición, que se podrá ver hasta el 2 de enero, también incluye una serie de collages elaborados específicamente por el artista plástico Avelino Sala.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS