Hogueras, petardos y fiesta playera

La verbena finaliza con 255 heridos leves en Cataluña, la mitad de ellos menores 58.000 personas celebran la fiesta en el litoral de Barcelona

La playa de Barcelona durante la vernema de Sant Joan.
La playa de Barcelona durante la vernema de Sant Joan.Gianluca Battista

La fiesta de Sant Joan se saldó la noche del lunes en Barcelona con menos asistentes a la playa y más incidentes que el año pasado, aunque ninguno de gravedad. Alrededor de 58.000 personas se acercaron al litoral de la ciudad para festejar el comienzo del verano, unas 4.000 menos que en 2013. En Cataluña, los servicios médicos atendieron a 255 heridos, un 19% más que durante la pasada verbena. Cerca de la mitad eran menores y la mayoría había sufrido quemaduras y daños oculares causados por los petardos y las hogueras.

Pasadas las nueve de la noche, los vecinos del barrio de Fort Pienc esperaban que encendiera una hoguera alimentada con muebles viejos y maderas junto al Auditori. Nuria y María José repartían la cena traída desde casa entre un grupo formado por seis familias sentadas en una de las mesas dispuestas por la asociación de vecinos. “Hace 10 años que pasamos aquí Sant Joan”, explicaba Nuria. Para ambas, lo importante es mantener la tradición. “Al mar van los jóvenes, aunque nosotras no lo hemos hecho nunca porque en ese entonces Barcelona no tenía playa”, añadía María José.

Los Bomberos de Barcelona autorizaron 18 hogueras en la ciudad, la mayoría en el Eixample. En la plaza de la Barceloneta, los restos de la fogata todavía ardían a medianoche, mientras un grupo de niños se escurría por las vallas de seguridad para tirar petardos sobre las brasas. A pocos metros, Rafael Jiménez encendía algunos junto a su hijo de 11 años: “¿Precauciones? Bueno... intentamos no cogerlos con las manos”.

Los Bomberos de la Generalitat recibieron 1.191 avisos de emergencias entre las 20.00 del lunes y las 09.00 de ayer, más de la mitad por pequeños incendios en papeleras, contenedores y vegetación. Gran parte de las actuaciones se registraron durante las dos últimas horas del día 23, cuando estaban activas las hogueras. El 66% se concentró en el area metropolitana de Barcelona.

Los Mossos d'Esquadra detectaron a 302 conductores que dieron positivo en la prueba de alcoholemia y 19 en la de drogas. En Castelldefels, 10 personas fueron detenidas tras una pelea en un bar que acabó con algunos heridos leves.

En el litoral barcelonés, el estruendo de los cohetes se imponía a la música de los chiringuitos. A los ya tradicionales lateros se unían otros vendedores ambulantes que ofrecían mojitos en pequeñas bandejas. El Ayuntamiento asegura que decomisó 8.500 latas de bebidas durante la verbena.

Cerca de la una de la madrugada, un par de taxistas comentaba el poco trabajo que les había traído la fiesta. “He hecho 12 servicios desde las siete de la noche, otros años ya llevaba el triple a estas horas”, se quejaba José. “Deberían de haber cerrado el metro”, le decía un compañero en un semáforo. Como otors años, el metro funcionó 43 horas ininterrumpidas entre las cinco de la mañana del lunes y la medianoche de ayer.

La limpieza estuvo a cargo de 308 operarios que dejaron las playas aptas para el baño a las diez de la mañana. Ahmed, uno de ellos, se mostraba optimista: “Es mi primer servicio en Sant Joan, pero yo creo que a las nueve estará todo limpio”. La Guardia Urbana comenzó el desalojo minutos antes de las seis y a las nueve, las predicciones de Ahmed se cumplían.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50