Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Armada pide perdón en el Retín

El Ejército se disculpa por haber negado que hizo maniobras antes del último incendio en Barbate

La Armada ha hecho este viernes algo bastante inusual dentro y fuera de los estamentos militares: pedir perdón. Vestido con el uniforme de campaña de la Infantería de Marina, el coronel Eliseo González Ferrera, responsable del campo de adiestramiento Sierra del Retín de Barbate (Cádiz), ha leído un comunicado de tres puntos que la Armada le había “ordenado” difundir ante los medios de comunicación. La Armada pide disculpas a “la opinión pública” por haber transmitido que en el Retín no se realizaban maniobras militares desde el 1 de junio, algo que no era cierto. Ese “error” se cometió tras declararse hace una semana el enésimo incendio en estas instalaciones militares, propiedad del Ministerio de Defensa desde 1982. Se quemaron 410 hectáreas y el Infoca tardó casi tres días en extinguirlo por completo.

González Ferrera ha defendido la labor que realiza la Armada en este campo de adiestramiento de 5.399 hectáreas, el 37% del término municipal de Barbate. “Aquí se cuida el medioambiente”, ha indicado el coronel. “Todas las leyes medioambientales se aplican”, ha insistido tras las críticas recibidas desde la Administración andaluza y el Ayuntamiento de Barbate.

El último incendio en el Retín ha quemado 410 hectáreas. ampliar foto
El último incendio en el Retín ha quemado 410 hectáreas.

Respecto a las causas del último incendio, González Ferrera ha rechazado que los ejercicios militares estén detrás del siniestro. “Negamos tajantemente cualquier relación con el incendio”, ha dicho. “Fue por causas fortuitas o provocado”, opina. Los especialistas de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Infoca aún están tratando de esclarecer el origen. Estos detectives suelen dar con las causas en un altísimo porcentaje de los incendios. Pero su labor es más complicada de lo normal en el caso del Retín, ya que las llamas arrancaron en un lugar al que no se puede acceder, dentro de la zona de caída de proyectiles del polígono de tiro del recinto.

Cuando el fuego comenzó, la Consejería de Medio Ambiente apuntó a las maniobras como posible origen de las llamas. Desde 2000, cuando entró en vigor una directiva de Defensa para “prevenir los incendios forestales en los campos de tiro y maniobras”, los ejercicios militares han desencadenado 14 fuegos en este campo de adiestramiento.

Sin embargo, hace una semana, el Ministerio de Defensa y la Armada rechazaron de plano que los ejercicios militares pudieran estar detrás del último siniestro porque no había maniobras en el Retín desde el 1 de junio. Con el paso de los días se ha ido demostrando que esa afirmación no era cierta. Un día antes del incendio, soldados norteamericanos hicieron maniobras en este campo de adiestramiento. Hubo prácticas de tiro, pero con “munición inerte” que, según el responsable de las instalaciones, no puede desencadenar un incendio. El mismo día en el que arrancó el fuego también había ejercicios de las “fuerzas especiales”, aunque lejos del área en la que se inició el incendio, ha añadido González Ferrera. Según el coronel, lo que no hay desde el 1 de junio son “ejercicios de tiro con munición que pudiera producir incendios”.

González Ferrera ha sido el encargado también de guiar a los periodistas por el Retín. “Vuelvan en diciembre y verán como todo está verde otra vez”, ha dicho mientras señalaba a los alcornoques que se quemaron hace una semana. El valor medioambiental de la finca se concentra en la parte alta, en la zona de alcornocal y acebuchal.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente sostienen que el cortafuegos perimetral que rodea al polígono de tiro donde comenzó el fuego no estaba limpio porque no se habían realizado las labores de mantenimiento anuales. González Ferrera ha negado esa información, aunque ha reconocido que una pequeña zona del cortafuegos sí podía estar sin limpiar. “Pero no fue la parte por donde se extendió el fuego”, ha indicado.

Las disculpas de la Armada han sido aceptadas por el alcalde de Barbate, el socialista Rafael Quirós. Pero el regidor ha pedido al ministerio que “desmantele” el campo de adiestramiento porque frena el “desarrollo” de su municipio. Según Quirós, su pueblo “está clamando por el cierre”. Una plataforma ciudadana ha convocado esta tarde una concentración en Barbate para pedir el desmantelamiento de las instalaciones militares.

Esta posibilidad, la de dejar estas 5.399 hectáreas, es algo que no se plantea el Ministerio de Defensa, según indican fuentes del departamento de Pedro Morenés. La importancia de este campo de entrenamiento reside en sus cinco kilómetros de playa. Es el único lugar que tiene Defensa en el que se pueden realizar ejercicios de desembarco. No solo es importante para las Fuerzas Armadas de España, también para los países que forman parte de la OTAN, que utilizan las instalaciones.