Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Ortiz a Sonia Castedo: “Tres parcelas. Tíntamelas de azul”

Las grabaciones del 'caso Brugal' destapan como se fraguó la operación de Ikea en Alicante

Las conversaciones interceptadas por la policía, e incorporadas a la pieza del caso Brugal que investiga el supuesto pelotazo del promotor Enrique Ortiz en el barrio alicantino de Rabassa, revelan cómo el empresario solicitó a la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, en julio de 2008 una reunión con el redactor del PGOU de ciudad para abordar la implantación de Ikea.  

Según ha adelantado este miércoles Radio Alicante Cadena SER en una de estas conversaciones Enrique Ortiz le dice a Castedo sobre Rabassa: "Un minuto, para darte un plano. Tres parcelas. Tíntamelas de azul".

La alcaldesa de Alicante podría verse de nuevo imputada en esta nueva causa que instruye el magistrado Juan Carlos Cerón, titular del juzgado número de 6 de Alicante. La difusión de estas conversaciones coincide con el anuncio de que el próximo viernes el pleno del Consell aprobará la Actuación Estratégica Territorial (ATE) en Rabassa para agilizar la llegada de IKEA y una nueva área comercial en Rabassa.

En julio de 2009, Castedo, en otra conversación, le dice a Ortiz que Ikea pretende implantar también "un hipermercado de alimentación y un centro de todo, de ocio y de todo". Pero recuerda que cuando se sentaron para hablar con los responsables de Ikea en Alicante no se habló de esto. "Pueden acabar jorobando el tema, yo no lo voy a permitir", asegura la regidora.

Diez minutos más tarde: Ortiz le dice que, si es imprescindible que haya algo de alimentación, como montar un mercado municipal "aunque lo haga yo" no tiene reparos en ejecutarlo para de paso "dejar contentos a los comerciantes". Y Castedo responde: "Esa es otra opción".

Ortiz se compromete a realizar la obra del centro comercial y "al que pueda alquilar se le alquila, o se vende", y la alcaldesa contesta "Vale, pues un mercado municipal".

La operación para la llegada de la multinacional sueca a Alicante se va fraguando mucho antes. En julio de 2008, un año antes, Ortiz, también imputado en Brugal y en Gürtel, llama a Castedo: "Quería darte una cosa, un minuto, vamos, para darte un plano". Y la entonces concejal de Urbanismo, con Luis Díaz Alperi de alcalde, responde "ya, pero dime a lo que vienes porque a lo mejor ya lo tengo porque ya me lo han dejado".  Y Ortiz asegura que "no sé si te lo ha dado Luis", en referencia al alcalde entonces.  Y Castedo agrega "es con el resto de lo que tenías pendiente. Ya lo tengo". Y el promotor le pide que "tres parcelas que había a ver si las pintamos de azul".

En esa misma conversación Ortiz explica a Castedo la necesidad de una reunión con Jesús Quesada, redactor entonces del PGOU para abordar el tema de Ikea. "Me gustaría decirle que ayer tuve una reunión con los de Ikea en Madrid para que se quede como estaba", explica Ortiz.

Más información