Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE insta a la Xunta a aclarar si va a privatizar los laboratorios de los hospitales

Los socialistas piden que comparezca en el Parlamento la conselleira de Sanidade

La conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, deberá explicar en el Parlamento si la renuncia a un laboratorio central en el nuevo hospital de Vigo, actualmente en construcción, se debe a la intención de privatizar la gestión de este tipo de pruebas. El grupo parlamentario socialista ha presentado una pregunta, incluida en el orden del día del próximo pleno, para conocer las razones de esta decisión, que ha provocado el malestar entre los profesionales del área sanitaria de Vigo.

Los temores de una privatización también planean sobre los responsables de los laboratorios de los distintos hospitales del Sergas, que hoy celebraron una reunión en Santiago para conocer el nuevo método de trabajo que aplicarán, después de que la Xunta centralizara en la capital las prueba analíticas más avanzadas y contratara casi 700 de ellas con una empresa privada, formada por la unión de Cerba Internacional y Lema y Bandín.

Los socialistas denuncian en su iniciativa que los criterios seguidos para descartar el laboratorio en el nuevo hospital vigués “no fueron ni la calidad asistencial, ni la eficacia, ni la eficiencia en la atención al paciente”. El PSOE expresa su sospecha de que la medida tiene que ver “con el interés de la directora de la oficina técnica” para la puesta en marcha del hospital, Ana Sánchez, administradora única de la empresa Efficientia Clinical Management.

Sánchez, según el grupo socialista, “defiende que las administraciones públicas no deben prestar servicios sanitarios, sino que se deben limitar a regular, financiar y controlar la calidad de los mismos”. El PSOE sostiene que la directora de la oficina técnica, ex viceconsejera de Sanidad de Madrid, fue quien diseñó y elaboró el Laboratorio Central de la Comunidad de esa comunidad, de gestión privada, que originó el proceso judicial contra el exconsejero Juan José Güemes, entre otros altos cargos.

La iniciativa lamenta la decisión de la consellería de instalar en el nuevo hospital únicamente un simple laboratorio de urgencias 24 horas, y de localizar en el Hospital Meixoeiro, también de Vigo, el resto de pruebas analíticas. Esta decisión ha sido criticada por los profesionales del Sergas incluso públicamente, como a través de la carta abierta enviada por los facultativos de análisis clínicos Carmen González Mao, Lelia Pedrós, Covadonga Fernández y Carmen Ferreirós. En ella, alertan de que la existencia de dos laboratorios en Vigo creará “duplicidades en la preparación y distribución de las muestras y en la realización de las pruebas, con aumento de los costes y retrasos en la información de los resultados”. La separación física “amenaza seriamente la calidad de la atención al usuario, especialmente en el caso de pacientes hospitalizados”, añaden los médicos, que aseguran que el de Vigo será el primer gran hospital español de nueva creación que prescinda de laboratorios.

También la externalización de casi 700 pruebas ha provocado malestar entre los médicos, que sospechan que la intención puede ser una privatización total, similar a la ejecutada en Madrid. “Previamente a esa contratación se debería hacer una organización interna de los hospitales del Sergas para enviarnos muestras unos a otros, y solo externalizar lo que no seamos capaces de asumir”, alerta uno de los jefes de servicio consultados. Según los facultativos, el nuevo sistema es poco operativo e incluye pruebas que hasta ahora se hacían en la sanidad pública, extremo negado en el Parlamento por Rocío Mosquera en un debate con la diputada de AGE Eva Solla. La oposición también sostiene que muchos de los análisis que realizará la unión temporal de empresas a la que se le adjudicó el servicio se pueden realizar en los hospitales del Sergas.