Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD y Ciutadans salvan el boicot de CDC y PNV en Estrasburgo

Ambos partidos entran en el grupo liberal pese a las maniobras de nacionalistas

UPyD y Ciutadans formarán parte del grupo liberal europeo (ALDE) la próxima legislatura. Los eurodiputados de esta formación han aceptado este martes la admisión de los cuatro parlamentarios de UPyD y de los dos de Ciutadans en el seno de su grupo, pese a la oposición frontal de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y del PNV, también miembros de la corporación liberal en la Eurocámara. A cambio, nacionalistas catalanes y vascos logran un grupo interno de trabajo para debatir el derecho a la autodeterminación.

Al término de la reunión, en la que los representantes liberales votaron el ingreso de ambos partidos, su presidente y candidato a la presidencia de la Comisión Europea, Guy Verhofstadt, ha subrayado que garantizará el “orden constitucional e institucional interno” de los Estados miembros y rechazó que vaya a tomar ninguna posición sobre asuntos territoriales, en clara referencia al proceso independentista catalán. Desde que se conoció la intención de UPyD y Ciutadans de formar parte del grupo, los principales partidos liberales europeos han optado por la cautela al pronunciarse sobre cuestiones relacionadas con la estructura territorial y han dejado entrever que las diferencias internas de criterio en los grupos son habituales en el Parlamento Europeo.

La aceptación de UPyD y Ciutadans en el grupo liberal supone un jarro de agua fría para CDC y PNV, que habían hecho campaña en las últimas semanas para que sus compañeros de formación vetaran el ingreso. El fracaso de su intento de aislamiento —contra el que UPyD y Ciutadans han cargado con dureza— se hizo visible ayer con el voto favorable a la admisión de más de dos terceras partes de los eurodiputados liberales —el mínimo requerido—. Del sufragio, privado, solo ha trascendido el voto contrario de los nacionalistas catalanes y vascos. Conscientes de que el ingreso en ALDE amplifica su voz en la Eurocámara, Francisco Sosa Wagner (UPyD) y Juan Carlos Girauta (C’s) han mostrado su satisfacción por haber obtenido el visto bueno para su incorporación.

Como contraprestación, CDC y PNV han logrado que el grupo liberal acepte la creación de un grupo de trabajo interno para debatir la autodeterminación de los pueblos europeos y han arrancado una mención concreta a una reciente declaración en la que la Internacional Liberal defendía el derecho de los ciudadanos de “tener el mando de su propio destino”. La comisión de trabajo estará compuesta por los representantes de PNV, CDC y la formación independentista flamenca N-VA, gran triunfadora en los últimos comicios en Bélgica.

Si los liberales confirman este miércoles la admisión de estos últimos, ALDE empezará la legislatura con 71 parlamentarios en sus filas. Esta cifra está por debajo de sus expectativas preelectorales y de la representación que obtuvo en las elecciones de 2009, cuando logró 84 asientos. Sin embargo, gracias a las nuevas incorporaciones, el grupo liberal seguirá siendo la tercera fuerza política en Bruselas y Estrasburgo.

La difícil convivencia ideológica de Ciutadans y UPyD con CDC y PNV ampliará aún más la tensión latente entre las diferentes familias políticas que ALDE alberga en su seno. En la legislatura recién concluida, el voto de los representantes liberales solo coincidió en un 88% de las votaciones parlamentarias, por debajo del 95% de cohesión de los verdes, del 93% de los populares y del 92% de los socialdemócratas.

Más información