Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una “huelga histórica” en Radio Euskadi busca desbaratar la OPE de EiTB

Una manifestación recorrerá este jueves la Gran Vía de Bilbao contra los planes de la dirección

La dirección de EiTB se enfrenta este jueves a una huelga “histórica”, así al menos describen fuentes sindicales el paro de 24 horas convocado en Radio Euskadi. Una movilización motivada por la convocatoria de una Oferta Pública de Empleo (OPE) en la que los trabajadores no ven más que un “ERE encubierto”, según han denunciado en más de una ocasión. Las 46 plazas ofertadas no cubrirán a los 79 empleados indefinidos no fijos cuya situación laboral la dirección supuestamente quiere regularizar.

La huelga viene precedida de una semana en la que los trabajadores han celebrado paros parciales de dos horas con un “respaldo mayoritario”, apuntan las mismas fuentes. El 77,9% de la plantilla de las emisoras, compuesta por un total de 284 trabajadores, votaron a favor de las movilizaciones, aprobadas además por unanimidad en el comité de empresa.

“Mañana [por este jueves], la radio cierra”, aseguran los sindicatos, convencidos de que la movilización será respaldada por la mayoría de empleados. Al paro de 24 horas en Radio Euskadi, además se sumarán paros parciales en Euskadi Irratia y Radio Vitoria.

El pulso, que incluye una manifestación a mediodía en Bilbao y la colocación de un punto de información en la plaza del Teatro Arriaga de 13.00 a 15.00 para “informar a los oyentes que se acerquen de la situación en la que nos encontramos, de que el proyecto de Radio Euskadi y Euskadi Irratia está en peligro”, tiene por objeto conseguir que la dirección del ente recapacite. Algo, que los trabajadores, no esconden, se antoja imposible ya que, aseguran fuentes sindicales, “la negociación ha sido inexistente. La dirección simplemente se limitó a trasladar en el Consejo de Administración la propuesta de la empresa”, recuerdan las mismas voces.

La huelga además supone una muesca más en la gestión de la directora general de EiTB, Maite Iturbe, marcada por la inestabilidad. Muchos todavía recuerdan unas de las primeras palabras que pronunció Iturbe, cuando en marzo de 2013 resultó elegida gracias a los votos del PNV y del PSE. Iturbe aseguró que la plantilla era intocable, unas palabras que más tarde tuvo que matizar cuando la empresa no renovó a unos trabajadores de Radio Vitoria para precisar que se refería a los empleados fijos.

La directora general además ha visto como el amplio espectro de partidos, desde EH Bildu, al PP, han pedido explicaciones por determinadas coberturas de EiTB, a lo que se suma que el PSE le retirara su apoyo. Todo, en un contexto en el que los presupuestos del ente cada vez son menores, muchas de sus apuestas no han fructificado y la audiencia no termina de crecer.

EiTB, preguntada por este periódico, no quiso hacer ayer ninguna declaración sobre la huelga convocada y las denuncias de los trabajadores.