Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Greenpeace zarpa contra los sondeos petrolíferos en el litoral

El 'Rainbow Warrior' inicia en Valencia una campaña contra los sondeos en Baleares, Canarias y el litoral valenciano

El buque de Greenpeace inicia en Valencia una campaña contra las prospecciones petrolíferas.
El buque de Greenpeace inicia en Valencia una campaña contra las prospecciones petrolíferas. AFP / JOSÉ JORDÁN

La veda del petróleo se ha abierto en España, con autorizaciones para prospecciones en varios puntos del litoral, lo que ha hecho saltar las alarmas de las organizaciones ecologistas, que rechazan la búsqueda de más bolsas de combustibles fósiles. Greenpeace ha atracado este domingo su barco talismán, el Rainbow Warrior, en el puerto de Valencia para apoyar la campaña contra las prospecciones petrolíferas en el golfo de Valencia, Baleares, Canarias y mar de Alborán.

"La solución no es buscar más petróleo sino sustituir los combustibles fósiles por energías renovables", defiende Pilar Marcos, portavoz de Greenpeace, que lamenta que el Gobierno pusiera la puntilla a las ayudas a las renovables en España. El punto más caliente en estos momentos es Canarias, donde ya se realizaron las prospecciones y ahora se está pendiente de realizar las catas físicas.

En otros puntos del litoral español pronto se realizarán los pulsos acústicos para localizar las bolsas de crudo, solo faltan las autorizaciones mediambientales, recuerda Marcos, que recuerda que no hay ninguna forma segura de extraer petróleo en alta mar, con profundidades entre los 1.000 y los 1.500 metros. Estos pulsos, con frecuencias de hasta 250 hercios, ocasionan daños en la colonia de cetáceos, que no soportan más de 180. 

"Los expertos de Naciones Unidas han puesto la línea roja por el calentamiento global. Insisten en que para detener el aumento de temperatura es preciso que no se toquen dos tercios de las bolsas de petróleo que todavía hay", añade la portavoz de Greenpeace. "Es el momento de una revolución energética, basada en las renovables", explica.

Greenpeace celebrará la tarde del domingo una jornada de puertas abiertas del Rainbow Warrior, que permanecerá en Valencia hasta el martes, donde zarpará rumbo a Ibiza. La campaña acabará en siete días en Palma de Mallorca.

La organización ecologista quiere invitar al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, para que conozca la campaña. "Tenemos que hacer presión entre todos", sugiere Marcos, a la vez que recuerda que el presidente balear, también del PP, José Ramón Bauzà, se ha manifestado inequívocamente en contra de los sondeos.