Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
sucesión en la Monarquía

CiU se abstendrá en la votación en el Congreso de la ley de abdicación

El Gobierno, muy molesto, porque entendió de las palabras de Duran que CiU votaría sí

El presidente de la Generalita catalana Artur Mas, saluda al Rey este mes de mayo en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona. Ampliar foto
El presidente de la Generalita catalana Artur Mas, saluda al Rey este mes de mayo en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona.

El grupo parlamentario de CiU en el Congreso se abstendrá en la votación de la ley de abdicación del Rey. Así lo ha decidido esta mañana la dirección de Convergència Democràtica reunida en Barcelona. El partido lo ha motivado por la "desconexión" que a su juicio existe entre amplios sectores de la sociedad catalana y determinadas estructuras del Estado, como la Corona. El texto legal, sin embargo, tiene garantizada su aprobación con los votos de los grupos mayoritarios. Minutos antes del anuncio de Convergència y tras hablar con Artur Mas, el portavoz de Convergència i Unió (CiU) en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, se ha mostrado en las redes sociales partidario de la abstención sobre la la ley orgánica que regulará la abdicación del rey Juan Carlos en favor de su hijo, el Príncipe de Asturias y de Girona.

En varios mensajes en Twitter, el portavoz de Convergència i Unió (CiU) en el Congreso ha criticado, sobre el proceso sucesorio de la corona, que "todo lo preparan y acuerdan PP-PSOE y dejan de lado al resto. Yo me lo guiso y yo me lo como, como Juan Palomo". "El nuevo Rey les debería decir que en el futuro, se tiene que hacer de otra manera", añade el portavoz de CiU en otro de sus mensajes. "Por cierto, ayer PP-PSOE me pidieron firmar conjuntamente la tramitación conjunta de lectura única que habían pactado y dije NO", concluye Duran Lleida.

Fuentes del PP y de la Moncloa aseguran que el Gobierno llamó directamente a Duran Lleida antes de que el Consejo de Ministros aprobara el proyecto de ley orgánica para consultarle y comunicárselo. La conversación entre la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria y Duran, según confirman estas fuentes, se produjo el lunes por la tarde. La vicepresidenta realizó una ronda de portavoces, en las que también estaban el PNV y UPD, para explicarles el contenido de la reforma que se iba a aprobar al día siguiente. Sáenz de Santamaria leyó por teléfono el redactado de la ley a Duran, que se encontraba en Roma, y le ofreció la posibilidad de enviársela. Duran contestó que, en principio y con ese redactado, no había ningún problema para que CiU diera el sí a la ley. Posteriormente, fue el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, el que contactó con CiU para estudiar la forma de tramitar la norma. Por todo ello, el Gobierno interpretó sin ninguna duda que CiU iba a votar a favor. El ejecutivo que dirige Rajoy no ha recibido ningún aviso de lo contrario hasta esta mañana por lo que entienden que es un cambio de posición de última hora. El Gobierno casi en pleno se encuentra en Portugal para asistir a una cumbre bilateral con sus homólogos portugueses. Se espera que Rajoy valore esta decisión de CiU en la rueda de prensa. 

Los defensores de la abstención son, básicamente, los dirigentes de Convergència Democràtica, que entienden que el sucesorio no es un problema prioritario para Cataluña en estos momentos.El secretario de Organización del partido, Josep Rull, ha lanzado un duro reproche a la Casa Real: "Quien rompió el papel de arbitraje fue la propia Corona cuando el Rey habló de quimera sobre Cataluña", ha dicho Rull refiriéndose a las palabras de Don Juan Carlos en septiembre de 2012.

El consejero de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, también ha justificado el sentido del voto de CiU. Concretamente ha remarcado que el ejecutivo catalán está "centrado" en convocar la consulta del 9 de noviembre y en atender "las necesidades del día a día" de los catalanes.

 

Mas deja en el aire su asistencia al acto coronación

EFE

El presidente catalán, Artur Mas, ha dicho hoy que hasta que no se apruebe oficialmente la fecha de la coronación del nuevo Rey no tomará una decisión sobre su asistencia a dicho acto porque tiene previsto un viaje a EEUU a mediados de junio: "veremos si tengo la posibilidad de asistir o no".

En declaraciones a la prensa tras visitar las obras de la L9 del metro de Barcelona, Mas ha asegurado que todavía no tiene constancia definitiva de que el acto de coronación del nuevo Rey se haga el día 18 de junio, porque "no se nos ha comunicado", ha dicho. Ha recordado que a mediados de mes tiene un viaje previsto a Estados Unidos desde hace más de seis meses y que está "todo previsto y todo atado" y, "de momento, lo que tengo que hacer es mantenerlo".

Más información