Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència reitera que su hoja de ruta para la consulta es inamovible

La dirección de CDC pide a Rajoy que deje de despreciar a los catalanes y les permita votar

Artur Mas, el martes, a su llegada a la reunión del Gobierno.
Artur Mas, el martes, a su llegada a la reunión del Gobierno. EFE

Mariano Rajoy y Artur Mas han reflejado este sábado una vez más su profundo desencuentro. Mientras el presidente del Gobierno sostenía en Sitges, donde ha clausurado las Jornadas del Círculo de Economía, que no puede autorizar la consulta secesionista por que es ilegal -"No me pueden pedir que incumpla la ley"-, la cúpula de Convergència ratificaba en Bellaterra, a 50 kilómetros de distancia, que su hoja de ruta para votar el 9 de noviembre es absolutamente inamovible. "¿Hasta cuando ignorará y despreciará Rajoy la voluntad de la sociedad catalana? ¿Hasta cuando nos harán sufrir? La historia les juzgará con severidad. Las europeas han demostrado que queremos votar. Están a tiempo: que reflexionen", ha dicho Lluis. Corominas, vicepresidente de Coordinación Institucional del partido, señalando que incluso Anton Costas, presidente del Círculo, le ha pedido a Rajoy que abandone el inmovilismo.

En un Consejo Nacional celebrado seis después del 25-M, que han confirmado el sorpasso en Cataluña en favor de Esquerra, Convergència ha ratificado su firme convicción de "no dar ni un paso atrás" en el plan de convocar la consulta en la línea expresada por Artur Mas en la noche electoral. La cúpula convergente ha pedido a los consejeros firmeza en el proceso y ha reiterado su objetivo de lograr un Estado propio y conseguir la independencia. Corominas ha sido meridiano y ha desdeñado cualquier propuesta asociada a la tercera vía. "No tenemos que cometer errores. No tenemos que confundir la mano tendida con terceras vías falsas que solo aspiran a echar atrás la consulta. Vamos a votar y votaremos si y si", ha advertido Corominas, reflejando la enorme distancia que les separa de Unió y sin olvidar pedirle al PSC que rectifique y apoye el referéndum.

Las terceras vías solo aspiran a que no votemos", afirma Coromimas

Los consejeros convergentes han analizado los resultados electorales que dejan a CDC en una situación incómoda. El sorpasso ha dado argumentos al Partido Popular que siempre reitera que Convergència pierde apoyos porque los electores prefieren el original (ERC) a la fotocopia. Corominas ha relativizado después la derrota electoral -"Hubiéramos preferido ganar"- y ha preferido ver la botella medio llena subrayado que el domingo se registró en Cataluña un aumento de participación del 10% y que el bloque soberanista subió 18 puntos, dando un nuevo espaldarazo a la consulta. En ese sentido, Josep Rull, secretario de organización de Convergència, ha instado al PSOE a poner sobre la mesa su propuesta de reforma constitucional y que se incluya en la consulta para ser sometida a votación.

Josep Rull, secretario de organización, invita de nuevo a Esquerra a entrar en el Gobierno

La intervención de Mas ha sido a puerta cerrada pero tras la noche electoral ya calificó de "meritorio" el resultado de la federación -ha ganado 100.000 votos respecto a 2009- porque tiene que comerse en solitario "todos los marrones". Josep Rull, secretario de organización, ha reiterado lo que casi parece un mantra convergente: pedir a sus socios de Esquerra, que les dispensan estabilidad parlamentaria, que se incorporen al Gobierno de Mas, y que asuman su responsabilidad en un momento excepcional. "Nosotros lo hemos hecho desde el minuto uno", ha reiterado.  Rull ha afirmado que en noviembre necesitarán de toda la máxima inteligencia "jurídica y política" para poder hacer efectiva la consulta -"Tenemos otro intangible: el de la dignidad y la ilusión"- y ha advertido que cada viernes, en el consejo de ministros, se da un nuevo paso en el proceso de recentralización del Estado. Y como muestra para negar que el Gobierno central está ayudando a los ciudadanos catalanes, ha apuntado que acaba de licitar 600 millones en obras para AVE cuando sabe que no serán líneas rentables y 50 millones para el corredor mediterráneo. "Que cada uno asuma su responsabilidad", ha dicho en alusión a Esquerra. "Pero la ofensiva recentralizadora existe".