Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP reclama a Díaz dedicación a “tiempo completo” a Andalucía

PSOE e IU se felicitan por los resultados de las europeas en la comunidad

Carlos Rojas, durante la sesión de control a la Junta. Ampliar foto
Carlos Rojas, durante la sesión de control a la Junta.

Los resultados del pasado domingo y la crisis abierta en el PSOE por la dimisión en diferido del secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobrevoló este jueves la sesión de control del Parlamento andaluz, en un tono bastante menos crispado que las dos anteriores celebradas durante la campaña. Los socialistas y también Izquierda Unida sacaron pecho del recuento de votos, mientras que los populares exigieron a Susana Díaz, a la que muchos apoyan como secretaria general federal, “dedicación plena y con los cinco sentidos” a la presidencia de la Junta.

La petición del PP coincidió con una cascada de apoyos de secretarios generales de cinco federaciones socialistas, en un proceso muy similar al que se dio en Andalucía cuando Díaz aspiró primero a las primarias y luego a la secretaría general de su partido en la comunidad. Quieren que la andaluza dé el paso y aspire a liderar el PSOE en toda España, en un momento en el que se está debatiendo si es posible que los militantes participen en la elección directa de su líder. Ninguna aclaración dio Díaz de sus preferencias, en un pleno que fue un hervidero de corrillos, de teorías, de opiniones e interpretaciones. Es decir, lo que siempre rodea a un congreso socialista.

“Dejen de seguir en el terreno del fango”, replica la socialista

El PP aprovechó que todas las miradas se dirigen a la presidenta andaluza para exigirle, sin éxito alguno, que aclare su futuro. El día anterior, el presidente de los populares andaluces, Juan Manuel Moreno, también apremió a la presidenta a que despeje la incógnita. Desde que accedió a la presidencia de la Junta una de las líneas de ataque de los populares ha sido la de reprocharle a Susana Díaz estar más pendiente de su ascenso en el PSOE federal que de Andalucía. Consideran, como aseguró Moreno, que utiliza su cargo institucional como “plataforma” para dar el salto a Ferraz.

En esta tesis insistió el portavoz del grupo popular, Carlos Rojas. “Usted se dedica a escalar posiciones en su partido. Sólo piensa en Ferraz”, dijo Rojas, quien recordó que Díaz accedió al cargo sin ser la candidata de los socialistas. “No haga del problema del PSOE un problema de Andalucía. Defina sus prioridades”, le instó el popular, para quien Díaz “no ha demostrado nada” en los ocho meses que lleva en el cargo. “Andalucía necesita una presidenta a tiempo completo y con los cinco sentidos. No tiene derecho a abrir un nuevo tiempo de inestabilidad política en esta tierra”, señaló Rojas, en alusión a las dimisiones de los dos presidentes de la Junta anteriores a Díaz, Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

En la réplica, la presidenta se limitó a espantar la supuesta inquietud del popular. “No se preocupe por el futuro del PSOE. Estoy aquí para trabajar por Andalucía. Soy plenamente consciente de mi responsabilidad”.

“Sólo piensa en Ferraz”, le reprochan los populares a la presidenta

A lo largo de la sesión plenario, los dos partidos que integran el Gobierno de coalición (PSOE e IU) se felicitaron por los resultados del pasado 25 de mayo. El portavoz de Izquierda Unida, José Antonio Castro, fue el primero que inició la ronda de enhorabuenas cuando se dirigió a la presidenta. Para él, el voto obtenido supone el apoyo a una gestión que se caracteriza, en su opinión, por demostrar que “otro camino es posible”.

El portavoz del grupo socialista, Mario Jiménez, también compartió el resultado con sus socios. “IU y PSOE sumamos el 46% de los votos”, dijo, antes de ironizar sobre el análisis de Moreno acerca de que había “cumplido con creces” con los objetivos marcados por el PP en estas elecciones.

Díaz también aludió a los datos obtenidos por los tres grupos en Andalucía el domingo. Aconsejó al PP que no se preocupe “tanto” por su futuro sino por el de su propio grupo. Reclamó a Rojas que deje de “seguir en el terreno del fango” y en el de “manchar el nombre de Andalucía”. “Yo estoy haciendo lo que los ciudadanos esperan de su presidenta y los resultados están ahí. Esperan que genere oportunidades, que ayude a crear empleo y le aviso de que los datos del mes de mayo serán también buenos para Andalucía, que mantenga los servicios públicos y luche contra la corrupción. En eso voy a estar. Si quieren, se suman y si no, pues ya saben, sigan y hasta el fondo”.