Doce detenidos en una gran redada contra el contrabando

Los agentes sitúan el origen de las 40.000 cajetillas de tabaco en Andorra y también se ha incautado de 15.000 kilos de ropa

La Agencia Tributaria, con la colaboración de la Guardia Civil, ha desmantelado en Galicia una red de contrabando de tabaco integrada por 12 personas que fueron detenidas, 7 en A Coruña y 5 en Vigo, que surtía a establecimientos de venta ilegal en toda la comunidad autónoma. La organización, que tenía como principal centro de distribución el Mercado de Santa Lucia de A Coruña y A Pedra en Vigo obtenía el tabaco de Andorra y Gibraltar, y también distribuía ropa falsificada de firmas internacionales. Los detenidos, proveedores del tabaco de contrabando y marcas falsificadas así como titulares de los negocios de venta de la mercancía incautada, están imputados por un delito continuado de contrabando, delito fiscal y contra la propiedad intelectual. En el curso del operativo, dirigido por la jueza de Lugo Pilar de Lara, los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera se incautaron de 40.000 cajetillas de tabaco de contrabando de diversas marcas, evitando un fraude a la Hacienda pública estimado en 120.000 euros. También se incautaron de 15.000 kilos de ropa falsificada.

La operación, denominada Pentágono, comenzó a fraguarse hace un año con múltiples decomisos de tabaco de contrabando que serán incorporados a la causa. Las investigaciones permitieron descubrir una red de contrabando que utilizaba mercados municipales de A Coruña y Vigo, objetivos de anteriores redadas, y otros establecimientos minoristas destinados al almacenamiento y distribución de tabaco de contrabando y ropa falsificada como en Borio. En total se practicaron 11 registros. El origen principal del tabaco de contrabando que distribuía la trama se sitúa en el Principado de Andorra, donde radican organizaciones contrabandistas que surten de tabaco ilegal para su distribución en diversos puntos de la geografía española. También se ha detectado tabaco procedente de Gibraltar, del que se abastecía un grupo contrabandista rumano radicado en la provincia de Lugo, informa Hacienda en un comunicado.

Alguno de los detenidos contaba con varios antecedentes por contrabando de tabaco. A la titular de una tienda en el mercado de Santa Lucía de Coruña ya se le habían realizado 13 decomisos de diversas cantidades de tabaco en los últimos dos años, según las mismas fuentes. Con la comercialización del tabaco de contrabando, ropa y otras prendas y complementos falsificados, algunos de los integrantes de la organización logaron importantes beneficios. Uno de los detenidos era propietario de un edificio de cuatro plantas unidas por ascensor y con una piscina en el sótano en el centro de A Coruña. Este proveedor de la red recibía importantes partidas de contrabando de tabaco andorrano, que almacenaba y distribuía en Galicia a través de diversos puntos de venta al por menor, y especialmente de mercados municipales como el de Santa Lucía y el de A Pedra.

Para la distribución del tabaco mantenía contactos con una serie de intermediarios que se encargaban de surtir de mercancía a los distribuidores minoristas como titulares de bares, cafeterías y otros locales o establecimientos que vendían el tabaco a los consumidores finales. La organización la integraban individuos con años de experiencia en el contrabando de tabaco y con un gran nivel de alerta, tomando todo tipo de precauciones para evitar que fueran detectados sus movimientos. Así, habían ideado un sistema por el que la mercancía ilegal quedaba depositada en garajes y trasteros a los que tenía acceso el cliente de manera clandestina. A uno de ellos le fueron intervenidos seis mandos a distancia y varios juegos de llaves con etiquetas que indicaban la puerta que abría cada una de ellas para dar paso a los compradores. Estos puntos de almacenaje los facilitaban los propios vendedores de tabaco de contrabando que operaban en Santa Lucía. Con el mismo objetivo de dificultar la investigación, los proveedores utilizaban para el transporte vehículos a nombre de terceros y de alquiler.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS