Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Rozas adjudica por segunda vez la Ciudad del Fútbol a la Federación

Un exalcalde y siete ediles del PP, imputados por no recuperar los terrenos para la ciudad

Vista aérea de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Ampliar foto
Vista aérea de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) se encuentra a pocos pasos de conseguir legalizar sus instalaciones en Las Rozas conocidas como la Ciudad del Fútbol. El pleno municipal aprobó ayer iniciar los trámites para adjudicar de forma directa al organismo deportivo los 115.000 metros cuadrados que ocupa la infraestructura. Votaron a favor los ediles del PP y en contra el resto de las formaciones políticas (PSOE, UPyD e IU). “Todo este proceso es un escándalo, empezó mal en 1998 y, después de tantos años y pese a las resoluciones judiciales, los ciudadanos no van a recibir compensación alguna”, critica Miguel Ángel Ferrero, portavoz socialista.

La decisión del Gobierno municipal llega después de que, en la misma sesión plenaria, se declarara desierto el concurso que había convocado el Ayuntamiento para legalizar la cesión de estos terrenos. La Federación, única que se había presentado a la licitación, no obtuvo los puntos necesarios. Sacó un cero en el plan de mejora de las instalaciones y en el de creación de los puestos de trabajo. Ferrero mantiene que “es el colmo de los despropósitos”. “El PP elaboró una licitación a su medida y ni siquiera así son capaces de ofrecer lo que se les pide”, denuncia el edil del PSOE.

El proyecto de la Ciudad del Fútbol aterrizó en Las Rozas hace 16 años. El pleno aprobó ceder de forma gratuita el suelo a la RFEF para que levantara la Ciudad del Fútbol, por un periodo de 50 años. La oposición, PSOE e IU, denunció lo que consideró un asalto a los roceños. En 2004, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) les dio la razón: el suelo era público (está calificado como servicios generales) y su propiedad no se podía traspasar.

Dos años después la sentencia era firme. El Ayuntamiento tenía de plazo hasta el 10 de marzo de 2007 para cumplirla, y la solución era muy complicada: la Ciudad del Fútbol estaba construida y en funcionamiento. El tiempo pasaba y al entonces alcalde, Bonifacio de Santiago, del PP, se le acumulaban los autos del juez pidiendo que cumpliera la sentencia. El tribunal llegó a advertir al alcalde de que estaba intentando “burlar el cumplimiento de una sentencia judicial firme”.

La inacción del Ayuntamiento provocó la imputación de De Santiago y de siete ediles y exconcejales de la localidad. El 7 de mayo declaró ante el juez el exregidor, que se enfrenta a presuntos delitos de prevaricación y desobediencia por no ejecutar la sentencia.

El Ayuntamiento, que sigue gobernado por el PP pero con otro alcalde al frente, José Ignacio Fernández Rubio, se puso manos a la obra el año pasado. Para deshacer el gran lío, convocaron un concurso público... Al que solo se presentó la RFEF. “Algo lógico, estaba hecho para ellos”, comenta Ferrero. El canon mínimo que tenían que ofertar las empresas era de 46,1 millones, importe que coincide con el valor de las edificaciones que ha construido la federación. “Es como si a alguien le dan un terreno, se hace una casa, y el anterior dueño del suelo se siente pagado por la casa que va a disfrutar otro”, pone como ejemplo el edil socialista.

Además de este paso, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una modificación puntual del plan general para convertir en público un suelo de características similares al que ocupa la Ciudad del Fútbol. Una especie de trueque. El terreno elegido se encuentra en un área donde se ubica la antigua fábrica de Kodak. Está previsto que a cambio de construir 685 viviendas, se liberen 200.000 metros cuadrados que ahora son privados. En la parcela existe un bosque de encinas.

Una oferta poco cuidada y vaga

La RFEF estaba sola, lo tenía fácil, pero su oferta no llegó al mínimo que el Ayuntamiento pedía y no hubo más remedio que declarar desierto el concurso, hecho a su medida. Suspende con un cero en los planes de creación de puestos de trabajo, porque considera que la plantilla actual cubre todas las necesidades. Tampoco obtiene ningún punto en los planes de mejora de las instalaciones debido a que no proponen ninguna.

En algunos de los apartados, como en la descripción de los medios humanos y materiales, los técnicos tachan su propuesta de “vaga, generalista y no entra en detalle”. En el capítulo de mejoras, consigue un aprobado raspado. La Federación propone un museo de la selección, un concurso de pintura de La Roja y puertas abiertas en la emisión de los partidos de la selección en las fases finales de los campeonatos, que se verían en el salón Luis Aragonés. Poco que ver con lo que pedían los pliegos de condiciones, que se dirigían a la práctica del fútbol o escuelas de fútbol base.

En cuanto a los aspectos medioambientales, se olvidan del impacto que producen en el agua los productos fitosanitarios y fertilizantes usados en el césped. Y tampoco ofrecen solución para la contaminación lumínica producida por las torretas con proyectores. El PP advierte que, para obtener la adjudicación directa, el licitador tendrá que subsanar los defectos jurídicos de su oferta. “Debe cumplir escrupulosamente todos los requisitos establecidos en el pliego de condiciones aprobado en el pleno del pasado septiembre”, puntualizan.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram