Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Auditori propone un viaje desde la música antigua a la electrónica

Más de 200 conciertos en la próxima temporada de la casa de la música

Nuevos tiempos en el Auditori de Barcelona y, sobre todo, nuevas músicas. El gran edificio de la Meridiana quiere atraer a más y nuevos públicos, la crisis aprieta y el Auditori ha tenido una caída de público importante tras perder a 2.000 abonados en los últimos años y, de forma paralela, una bajada de seis millones de euros de presupuesto. Y para atraer a más gente, el Auditori ha optado por ampliar la oferta a partir de la temporada próxima —2014/2015— en la que convivirán desde la música antigua, la moderna y, por primera vez, la electrónica. Sintetizadores, música acústica o improvisación tendrán cabida en el calendario del Auditori. Una temporada repleta de conciertos: habrá 192 además de los 70 de la OBC.

“Hace falta abrirse más al público”, insistía en la presentación de la temporada el director del Auditori, Joaquim Garrigosa. Una apertura que se persigue en la edad —captar a más juventud— y en la procedencia: “desde Sarrià a Nou Barris”, añadió. Una temporada con nuevos aires que ha incorporado el nuevo gerente, Valentí Oviedo, que ayer detalló algunas cifras: el presupuesto total será de 1,3 millones de euros. Pretende llegar al 68% de ocupación —la de la pasada fue del 62% — para lo que persigue llegar a los 32.000 espectadores, ésta se prevé cerrar con 28.000.

La mitad de los artistas que desfilarán por el Auditori son catalanes y la música del siglo XX y XXI también constituirá la mitad de lo que se programe. “Queremos convertirnos en el centro de la música en Barcelona”, afirmó Oviedo. Entre los artistas de los nuevos géneros que se oirán en el Auditori destaca el grupo de rock catalán Obeses, la banda de pop Blaumut, Love of Lesbian, el ensemble belga Ictus o Nadar.

Otra de las novedades es el formato After que consistirá en la programación de conciertos de jazz, soul y música pop los sábados a las 21.30 horas, después de los conciertos de la OBC. Y en el programa de familias y educativo, el Auditori incluye nuevas producciones, además del ciclo Nadal al Auditori para acercar el equipamiento a los más pequeños con la organización de actividades, conciertos y talleres a lo largo de las fiestas navideñas.

En cuanto a la programación de la música antigua, destaca el debut del contratenor Philippe Jaroussky, que interpretará obras de Vivaldi, entre otros. La temporada de cámara, con 24 conciertos de octubre a junio, apuesta por los jóvenes talentos catalanes como el cuarteto Gerhard y Alard, y la Camerata 432. Y en las antípodas de la música antigua, el Auditori colaborará con otros equipamientos de la ciudad como el CCCB, el Macba y la Fundación Tàpies en la investigación de nuevas músicas.