Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos buscan a los autores del ataque contra el Pi de les Tres Branques

Homs condena la “gamberrada” y confía en poder “enganchar” la rama talada

El emblemático Pi de les Tres Branques con una de sus ramas serradas.
El emblemático Pi de les Tres Branques con una de sus ramas serradas.

El Pi de les Tres Branques lleva muerto des de principios del siglo XX pero sus tres ramas peladas, declaradas árbol monumental en 1987, han servido para simbolizar la unidad de los Países Catalanes y albergar concentraciones catalanistas. Por ello, cuando el árbol de Castellar de Riu (Berguedà) amaneció ayer con una rama mutilada, en el suelo, la reacción fue mucho más allá de lamentar un simple ataque a la naturaleza: desde el alcalde de la localidad hasta la Generalitat condenaron el incidente y mostraron respeto al simbolismo del pino.

Los Mossos d'Esquadra y los Agentes Rurales investigan quién pudo mutilar el árbol de grandes dimensiones (cortaron con una motosierra la rama más alta de todas, que alcanza los 25 metros) y el móvil del acto vandálico. Las autoridades también trabajan para devolver la rama al árbol. El consejero de Presidencia, Francesc Homs, confió en poder "enganchar" la parte mutilada sin problemas, al tratarse de un árbol muerto. El Departamento de Agricultura anunció en un comunicado que buscarán una solución menos rudimentaria que la propuesta por el portavoz para devolver el árbol al aspecto que tenía en los últimos años.

Homs evitó especular sobre los motivos del ataque, y se limitó a lamentar la "gamberrada" y pedir "respeto por todos los símbolos". El alcalde de Castellar del Riu, Adrià Solé (CiU), dio por hecho en declaraciones a RAC1 que el ataque tuvo relación con el proceso soberanista, tesis a la que dieron pábulo varios dirigentes de CiU. El consejero de Empresa, Felip Puig, consideró que "si se trata de un acto premeditado y vandálico hacia símbolos de una parte de país, es lamentable y una muestra de la intransigencia de gente que podría defender sus ideas sin atentar contra los símbolos y sin actos violentos". Tiró de metáfora el candidato de CiU a las europeas, Ramon Tremosa, que señaló que, aunque se talen pinos, siempre "rebrotará la voluntad de ser un país".

La Asamblea Nacional Catalana deploró el incidente (lo tildó de "atentado") y también lo ligó a la situación política. Jaume Duran, portavoz de la ANC en Berga, pidió "mantener la calma" ante lo que consideró una provocación. "Evidentemente la gente de la comarca y de todo el país está bastante consternada", lamentó en declaraciones a Catalunya Ràdio.

Este es el ataque más grave sufrido por el pino, que hasta ahora había sido víctima de pintadas, cortes y mutilaciones hechas por personas que querían llevarse un trozo. El árbol ya era homenajeado en el siglo XVIII y lo consagraron como símbolo unos versos de Mossèn Cinto Verdaguer: "Com eix Pi meravellós / mon regne posà tres branques / foren tres regnes en un, ma corona els coronava / ...preguem que sia aqueix Pi / l'arbre sagrat de la pàtria".