Caballé niega desde la cama haber defraudado a Hacienda

La soprano declara desde casa que no eludió el pago de medio millón en concepto de IRPF La diva catalana ya ha abonado 300.000 euros

El juez titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, Josep Maria Miquel Porras, a su llegada hoy al domicilio de la soprano Montserrat Caballé.
El juez titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, Josep Maria Miquel Porras, a su llegada hoy al domicilio de la soprano Montserrat Caballé.ALEJANDRO GARCÍA / EFE

Una declaración a pie de cama. La comitiva judicial que ha interrogado esta mañana a Montserrat Caballé por un presunto delito fiscal ha tenido que acercarse hasta el propio lecho de la soprano catalana, de 81 años, en Barcelona. La diva había argumentado problemas de salud y movilidad para acercarse a la sede judicial. En el interrogatorio, que ha durado más de una hora y media, Caballé ha asegurado que no ha cometido delito alguno y que su asesor fiscal en la época en que presuntamente dejó de pagar, en 2010, ya falleció hace tres años, según fuentes judiciales.  

El primero en llegar al número 15 de la Avenida Tarradellas, cerca de la estación de Sants (Barcelona), ha sido el abogado de la defensa, a eso de las 9.45 de la mañana. Media hora después, la comitiva judicial subió a la séptima planta del edificio, encabezada por el titular del juzgado de instrucción número 4 de Barcelona, Josep Maria Miquel Porras. La declaración ha generado gran expectación mediática y más de un peatón parecía sorprendido al saber que la diva era vecina del barrio.

Más información

La soprano eludió, presuntamente, el pago de medio millón de euros a Hacienda en 2010 en concepto de IRPF. Según la querella de la fiscalía de delitos económicos de Barcelona, Caballé gestionó una serie de eventos y actuaciones musicales en Europa a través de una sociedad andorrana, lo que le permitió eludir el pago de impuestos. La querella añade que Caballé vivía habitualmente en Barcelona, a pesar de que constaba que estaba residiendo en Andorra.

Las mismas fuentes judiciales han revelado que la soprano explicó que en 2010 vivía en Andorra y que solo venía a Barcelona para visitar a su médico. También ha declarado que sus ingresos en 2010 fueron menores que en otros años. La soprano ha devuelto ya a la Agencia Tributaria 300.000 euros y está reuniendo la cantidad restante para saldar su deuda con Hacienda, de cara a evitar un eventual juicio. Caballé aseguró en un comunicado esta semana que "los problemas que haya podido tener con la hacienda pública están en vías de solución".

La soprano ha reducido sus actuaciones en los últimos dos años como consecuencia de su delicado estado de salud. En 2012 sufrió un ictus y a finales de ese mismo año se rompió un húmero mientras se encontraba en Rusia para una actuación.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50