Poesía completa en Barcelona

Ida Vitale y Mircea Cartarescu, entre las estrellas de una ‘Setmana’ que recuerda a Joan Vinyoli y Lou Reed

Una imagen del Festival Internacional de Poesia de 2011, que este año llegará a su 30 edición.
Una imagen del Festival Internacional de Poesia de 2011, que este año llegará a su 30 edición. MARCEL·LÍ SÀEZ

De las siete tierras de habla catalana, con ambiente de cabaret, del mundo digital, con sabor gastronómico, procedentes de lo digital y vinculada a hipertextos, en sesiones psicofónicas de bardos que no están, con el espíritu ronco de Lou Reed, la musicalidad lingüística rusa, uruguaya o rumana y hasta con pinceladas patrióticas. De todo este tipo de poesía surtirá a partir del próximo día 14 la Setmana de la Poesia de Barcelona, que durante siete días llenará, con más diversidad temática y por más lugares (23 espacios) que nunca, de versos la ciudad.

La entrega, el mismo miércoles, de los premios dels Jocs Florals en el Saló de Cent del consistorio, organizador del evento, servirá de proemio de una convocatoria que busca un equilibro entre oferta y presupuesto, mantenido en los 238.500 euros de la pasada edición. La demostración de variedad poética que muestra hoy la poesía catalana y que quiere la Setmana se dará ya en ese acto: el ganador de los Jocs Florals es una voz relativamente joven, Melcion Mateu (Barcelona, 1971) por su poemario Illes lligades, mientras que es una de más madura, la de Marcel Riera (Barcelona, 1956), quien con el poema Inventari de Montjuïc ha obtenido el premio extraordinario, este año dedicado al 1714. “El Tricentenario se puede abordar desde el verso moderno, con una poesía actual y significativa, como han demostrado más de la mitad de los 30 poemarios presentados”, arguye Sam Abrams, codirector de la Setmana junto a Ernest Farrés quien, el año próximo, dejará paso a la poetisa andorrana Teresa Colom, en la rotación pactada desde hace unas ediciones al frente del evento.

Dos recitales pasarán por ser los puntales de esta convocatoria. El primero, con el epígrafe La somio completa (de unos versos de Joan Oliver de 1947, desde el exilio, hablando de la patria), permitirá oír siete voces poéticas procedentes de todos los territorios de habla catalana, desde el Rosellón francés al Alguer. La propia Colom, Joan-Lluís Lluis y Antoni Coronzu, entre otros, darán muestra de esa diversidad geográfica (domingo, 18, Museo Frederic Marès). El otro recital recordará la obra, a través de sus canciones y poemas, que dejó Lou Reed, fallecido el año pasado. David Castillo coordinará un acto que contará con lectura de composiciones del polifacético artista por autores como Ignasi Julià o Carlos Zanón, y la interpretación de algunos temas por parte de la cantautora americana Tori Sparks (viernes, 16, plaza de les Dones del 36).

Sin duda, la tercera gran pata de la Setmana la proporciona el Festival Internacional de Poesía (martes, 20), que este año llega a su 30 edición con un pequeño retoque en su puesta en escena ya clásica en el Palau de la Música Catalana: el número de participantes se ha reducido a seis “para que tengan más tiempo para crear su particular atmósfera poética”, en palabras de Abrams. La gran baza al Nobel de la literatura rumana, Mircea Cartarescu, y el que quizá sea hoy el mejor poeta vivo ruso, Alesander Kúixner, son los cabezas de cartel de un programa que cuenta con la argentina María Negrori, la norteamericana Mary Jo Bang, el catalán Antoni Clapés y la logroñesa afincada en Valencia Anna Montero.

Dos nombres más son de obligada cita en el cuadro de honor. El primero de ellos, el de la uruguaya Ida Vitale, alumna de Bergamín y elogiada por Juan Ramón Jiménez y que, incansable a sus 90 años y acompañada por el también bardo (y marido) Enrique Fierro, leerá sus versos en Casa América (jueves, 15). El otro gran reclamo es el de Joan Vinyoli, del que aprovechando su centenario, el viernes 16 seis poetas actuales que se declaran admiradores suyo (Vicent Alonso, Manuel Forcano , Feliu Formosa, Jordi Llavina, Susanna Rafart y Lluís Solà) le rendirán homenaje a través de lecturas de sus propios poemas. Más arriesgada es la propuesta del actor Lluis Soler, que con su espectacular voz y su milimétrica dicción repasará la vida y la obra de Vinyoli usando sus palabras. (Viernes, 16, en La Pedrera).

Otra gran voz de otro gran actor, Josep Maria Pou, será el encargado de recitar, junto a Jordi V. Pou, que lo ilustrará fotográficamente, una quincena de poemas de Edgar Allan Poe, en un inevitable Pou & Pou fan Poe (lunes, 19, La Pedrera). Unas jornadas sobre Poesia i noves tecnologies, un encuentro de ganadores del prestigioso premio Carles Riba y o un interesante duelo entre odas y contraodas sobre Cataluña y Barcelona (viernes, 16, museo de historia de Catalunya) conforman otros hitos de un programa que se permite incluso el lujo de convocar In absentia, una especie de sesión psicofónica: grandes poetas del pasado (Carner, Foix, Arderiu…) recitados con sus propias voces, que resonarán en los gruesos muros de la Biblioteca de Catalunya, que las conserva grabadas. Poesía completa en Barcelona, pues, en cada vez más escenarios (se suman este año el Teatre Nacional de Cataluña, el Mobile World Centre de Telefónica en la plaza de Cataluña y el teatro Akadèmia) y gratis.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50