Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ojalá las canciones pudiesen cambiar las cosas”

Quique González regresa a la sala Capitol un año después de empezar la gira "Delantera Mítica"

Concierto del músico, Quique González
Concierto del músico, Quique González

Ya recuperado de un accidente doméstico que lo llevó al quirófano y le obligó a aplazar el concierto previsto en Santiago para el pasado mes de febrero, finalmente, Quique González y su banda actuarán en la sala Capitol mañana sábado, 3 de mayo, uno de sus locales favoritos. "Ojalá hubiese un sitio así en todas las ciudades", dice al otro lado del teléfono desde su casa, en Cantabria, donde hace años encontró su rumbo: "El norte es un buen lugar para hacer canciones y volver a casa".

El músico madrileño anda estos días estrenando el tema "Clase media", que grabó en Barcelona con Ricky Falkner antes de cortarse una mano haciendo las tostadas del desayuno. La cotidianeidad tiene muchas lecturas y González es de los que saca brillo a las cosas pequeñas. "Esta canción es hija de esta gira y de esta banda. A algunos les sonará exagerado, pero hay meses en los que vives dentro de una canción. Yo quería tocarla todas las noches", compartió el artista en las redes sociales. No tiene planes de disco nuevo pero le apetecía grabar con Falkner y con esta banda, "aunque no sé de qué podría formar parte". "Sigues ciega pero tienes que ir a trabajar, solo esperas coincidir en el tiempo a la hora de la verdad", canta en la línea argumental y sonora de Delantera Mítica, su novena entrega y cuya gira comenzó, precisamente, en Santiago hace poco más de un año.

"En este disco hay algunas imágenes más de la actualidad porque le afecta a mucha gente, personas cercanas también, y se nota la tristeza y la rabia que sentimos cuando nos roban con toda la impunidad del mundo". Más como ciudadano que como músico, papel en el que no siente que tenga que posicionarse, aunque no pueda evitar empaparse, como explica. "Ojalá la música y las canciones tuviesen poder para cambiar las cosas; ahora el sistema fagocita tan rápido todo lo auténtico que es difícil que se acabe influyendo en algo y también la industria se ha preocupado de cómo ganar dinero por encima del valor artístico de una canción", lamenta. Quizá por eso hornea con paciencia las que está escribiendo para los versos de Luis García Montero, uno de sus poetas favoritos y a quien ya prestó su garganta para poner voz al poema "Aunque tú no lo sepas".