Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosas solidarias para la Diada

La lucha contra la pobreza y la soledad de los ancianos, presentes el 23 de abril

Miembros de Amics de la Gent Gran preparan la diada de Sant Jordi.
Miembros de Amics de la Gent Gran preparan la diada de Sant Jordi.

Cataluña se tiñe de rojo para desplegar un manto de solidaridad que huele a rosas. Aprovechando la emblemática festividad de Sant Jordi, entidades y colectivos sociales se lanzan hoy a la calle para recaudar fondos en favor de los más desfavorecidos. Con la icónica rosa de Sant Jordi y los libros como protagonistas, la lucha contra la pobreza y la soledad de los ancianos acaparan el 23 de abril más solidario.

“Cada día tendría que ser Sant Jordi”, reza la campaña de la organización Amics de la Gent Gran. Es el deseo que representa a los ancianos que atiende la entidad, puesto en boca de Vicenta, de 100 años, y Conxita, de 93, las dos protagonistas de la iniciativa Rosas contra el olvido, para combatir la marginación y la soledad de las personas mayores.

La entidad humanitaria ha puesto a la venta más de 30.000 rosas de fieltro y tela, confeccionadas por el centro de reisercción de mujeres amARTE (de la Fundación Pare Manel), para expandir su equipo de voluntariado por más zonas de Cataluña y sufragar los programas de acompañamiento a gente mayor enferma y de “vacaciones amigas” para más ancianos este verano. También Cruz Roja se ha volcado con los más mayores y repartirá rosas solidarias en una docena de puntos por toda Barcelona.

La recaudación de las rosas solidarias irá destinada a la campaña navideña de la entidad para que la gente mayor en situación de vulnerabilidad no pase las próximas fiestas en soledad.

Por su parte, Cáritas Diocesana ha elegido los jardines del señorial Palau Robert, en pleno Paseo de Gràcia de Barcelona, para poner a la venta sus “rosas con corazón”.

Desde el otro lado del mundo, en la India, llegan también las rosas de organza de la fundación Vicente Ferrer. Mujeres dálit (la étnia más infravalorada y relegada por el hinduismo) con discapacidad han confeccionado las rosas de la fundación para generar ingresos que contribuyan a aumentar sus posibilidades económicas. Además, en el marco de la festividad de Sant Jordi, la entidad humanitaria ha puesto a la venta bolígrafos, broches, puntos de libro y el libro del escritor gallego Manuel Rivas Vicente Ferrer: rumbo a las estrellas.

Los libros solidarios también se han hecho un hueco en el Sant Jordi más social y numerosas entidades se han unido al movimiento altruista a golpe de letras. En forma de piezas de segunda mano a precios populares, entidades como Femarec —que trabaja con disminuidos psiquicos y mentales— o Servei Solidari —que lucha por la inclusión social de colectivos vulnerables— recaudarán fondos para financiar proyectos de inserción laboral de personas con enfermedades mentales o cursos de alfabetización a personas recién llegadas.

Por un módico precio (8 euros), la Fundación Arrels, que asiste a personas sin hogar en Barcelona, pondrá a la venta Con cartones por la calle, un libro en el que Enrique Richard, uno de sus voluntarios más veteranos, recopila sus vivencias de más de 10 años atendiendo a los sin techo de la capital catalana.

Además, en la fundación Cerc@, libros donde el precio los pone el comprador, y talleres y espectáculos abiertos de la Fudación Salut i familia redondean un Sant Jordi que sonríe con rosas y páginas de solidaridad a la cara más amarga de la sociedad.