ICV y el partido de Ernest Maragall negocian un pacto para las municipales

El objetivo de ambas formaciones es evitar la hegemonía de CiU fuera del área metropolitana

Joan Herrera y Ernest Maragall, en la Asamblea Abierta de ICV, el pasado febrero. /
Joan Herrera y Ernest Maragall, en la Asamblea Abierta de ICV, el pasado febrero. /Albert Garcia

Iniciativa per Catalunya no quiere que Esquerra Republicana sea la única beneficiaria de los graves problemas que arrastra el Partit dels Socialistes (PSC) y que amenazan con borrar del mapa a esta formación fuera del área metropolitana de Barcelona. Con vistas a las elecciones municipales del año que viene los ecosocialistas ya mantienen contactos con antiguos cargos locales del PSC para intentar listas conjuntas en zonas tradicionalmente complicadas para la izquierda.

En particular los primeros acuerdos los están buscando con Nova Esquerra Catalana (NeCat) el partido que fundó Ernest Maragall tras abandonar el PSC y que tiene cierta estructura en zonas de Girona, las comarcas del Penedès, el Ebro y la Cataluña Central.

El secretario de política municipal de Iniciativa, Lluís Moreno, confirma que estos contactos con NeCat llevan meses vivos, a pesar de que el partido de Maragall ha optado por acudir a las elecciones europeas en coalición con Esquerra Republicana. De hecho, Maragall es el número dos de la lista independentistas que encabeza el filósofo Josep Maria Terricabras. Según Moreno las negociaciones con Nova Esquerra Catalana están aún en una fase inicial y tienen un carácter “limitado"”a aquellos municipios donde hay un buen entendimiento político y personal entre los miembros de ICV y los del partido de Maragall.

La coalición podría ser beneficiosa para ambas formaciones. En un momento de gran fragmentación de la izquierda y en el que la CUP aspira a lograr un gran crecimiento y entrar en muchos ayuntamientos Iniciativa quiere intentar una reunificación de fuerzas progresistas que rompa con la hegemonía que logró CiU en las municipales de 2011.

Los ecosocialistas no tienen problemas para la confección de listas ni apoyo electoral en el área metropolitana de Barcelona, donde gobiernan en algunos municipios y tienen alcaldías tan simbólicas como la de El Prat de Llobregat. Sin embargo, la formación que lidera Herrera sí padece importantes vacíos en una parte del territorio catalán que, en parte, podrían cubrir con antiguos militantes o simpatizantes del PSC. NeCat, un partido que en buena medida está formado por cargos locales que en su día militaron o simpatizaron con los socialistas puede ser una buena salida para combatir ese vacío.

Entre los excargos socialistas que hoy forman parte de NeCat se encuentran el exalcalde socialista de Figueres Joan Armangué, la exalcaldesa de Roses Magda Casamitjana o el exsenador socialista por Lleida Josep Mòdol además del exalcalde de Sitges Jordi Serra. Todos ellos abandonaron el PSC por discrepancias con la dirección y, particularmente, por la negativa de la cúpula socialista a apoyar el proceso soberanista catalán.

Para Nova Esquerra Catalana la alianza con Iniciativa también puede resultar beneficiosa. Josep Maria Balsells, exdiputado autonómico del PSC-Ciutadans Pel Canvi y miembro del núcleo fundador de NeCat, considera que el objetivo debe ser “una amplia alianza de izquierdas”. Según Balcells, NeCat intentará tejer alianzas con ICV, pero también con Esquerra Republicana y con sectores críticos del PSC, para fortalecer la izquierda en los ayuntamientos.

“Nuestro objetivo no son las coaliciones entre partidos, sino presentar candidaturas unitarias al margen de las siglas”, asegura. Balcells admite que aún no se ha cerrado ningún acuerdo, pero que se está trabajando para hacerlos en ciudades como Lleida, Sant Cugat del Vallès e incluso Barcelona.

ICV logró en las últimas municipales 398 concejales, casi 242.000 votos y el 8,43% del apoyo de los ciudadanos. Esas cifras supusieron un ligero retroceso con respecto a los comicios de 2007, en que los ecosocialistas obtuvieron 451 ediles en los ayuntamientos catalanes y fueron votados por 257.947 electores, lo que supuso el 9%. El electorado de ICV, por tanto, está estancado y la nueva alianza podría hacerlo aumentar.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50