Indefinidos de emisoras de EiTB ven en la futura OPE un ERE encubierto

El puesto de los 79 afectados ahora fue reconocido en 2010 por la Inspección de Trabajo

El grupo de 79 trabajadores de las tres emisoras públicas del ente EiTBRadio Euskadi, Euskadi Irratia y Radio Vitoria— reconocidos en 2010 como indefinidos temen ahora que la Oferta Pública de Empleo (OPE) que baraja la dirección del grupo se convierta en un ERE encubierto. Ante la fundada posibilidad de que pudieran perder su puesto de trabajo, y al margen de la defensa jurídica de sus derechos avalados por la Inspección de Trabajo, este colectivo ha iniciado una campaña de sensibilización ante los partidos políticos y los medios de comunicación, previa a sus movilizaciones.

EiTB fundamenta su OPE de 46 empleos en el propósito de “regularizar” la situación, a su juicio atípica, que mantienen los 79 trabajadores que fueron reconocidos como indefinidos por la Inspección de Trabajo tras una denuncia previa y que la dirección del ente público, entonces en la legislatura del Gobierno de Patxi López, entendió como un golpe a la línea de flotación de la plantilla y de su presupuesto a pesar de que la entrada de este amplio grupo correspondió a mandatos del PNV. Según admitieron estos trabajadores, su media de antigüedad en el ente ronda los 12 años.

Dentro de este personal indefinido se encuentra buena parte de los conductores de los principales programas de referencia de las tres emisoras, y de una manera especial de Radio Euskadi. “No les preocupa el modelo de la radio, plantean esta OPE solamente desde un punto de vista económico”, dijeron sus portavoces a este periódico.

Incluso, los afectados niegan que el propósito de regularizar su situación por medio de la OPE obedezca a razones lingüísticas para priorizar el uso del euskera. “El idioma no ha sido nunca un requisito. Se ha valorado algo más que el inglés o el francés, pero sin existir un plan de euskera”, destacan. “Si fuera por este motivo, no nos importaría entrar en un plan de euskera, pero la idea es otra”, dicen.

Con la OPE, el grupo de indefinidos “temen” la pérdida de su puesto de trabajo habida cuenta de la demanda existente. “Nosotros tenemos unos derechos reconocidos por Inspección de Trabajo y es lo que defendemos y estamos dispuestos a dialogar. No somos interinos como quiere hacer ver el equipo de Maite Iturbe”. Además, advierten de que EiTB se puede encontrar con un efecto bumerán con la iniciativa que contempla ya que si los tribunales laborales reconocieran los derechos de estos indefinidos en una eventual reclamación, el ente podría encontrarse con la incorporación de los 46 puestos ofertados en la OPE más el reconocimiento de despido nulo por improcedente de cuantos perdieran el empleo dentro del grupo de quienes ahora trabajan en las tres emisoras.

Según las previsiones de EiTB, la oferta de empleo prevé 22 puestos en Radio Euskadi, 19 en Euskadi Irratia y cinco en Radio Vitoria. Las plazas de indefinidos se verían más afectadas en Radio Euskadi (hasta 25) y unas 10 en la emisora en euskera, mientras no experimentaría variación en la radio alavesa.

De los contactos mantenidos con la dirección del ente, los indefinidos no disponen de una radiografía real sobre las intenciones que manejan y recuerdan que desde 2008 apenas se han ofrecido tres plazas. Los contactos con los sindicatos se están manteniendo de manera bilateral, una vez descartada en votación la propuesta de una plataforma de independientes que agrupa a la mayor parte de los indefinidos para que el debate se llevará por la vía del comité de empresa. Los afectados no pueden precisar si existirá una acción sindical compartida ante la aplicación de esta OPE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS