Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El telón del Liceo se alza tarde

Una protesta de trabajadores del teatro demora 30 minutos el estreno de ‘La ciudad invisible de Kitege’

El paro fue secundado por un centenar de técnicos

Trabajadores del cuerpo técnico del Liceo salen del teatro para sumarse al paro de media hora por un plan de ajuste consensuado. Ampliar foto
Trabajadores del cuerpo técnico del Liceo salen del teatro para sumarse al paro de media hora por un plan de ajuste consensuado.

El público que ayer acudió al Liceo al estreno de la ópera La ciudad invisible de Kitege, un montaje espectacular de la ópera de Rimski-Kórsakov, tuvo que esperar casi media hora a que el telón se alzase. La gran mayoría ya se había dado cuenta de qué ocurría porque en La Rambla cerca de un centenar de trabajadores —sobre todo del cuerpo técnico y algunos administrativos— realizaban una sonora protesta para hacer visible su malestar por los derroteros que ha tomado el plan de viabilidad económica aprobado por el consorcio del teatro.

Desde enero pasado han sido despedidos 22 trabajadores —y otros siete pactaron la salida— y la dirección ha iniciado contactos con el comité de empresa para encarar más ajustes. Como una reducción salarial del orden del 15% y el incremento de 100 horas anuales de cara a una mayor actividad del teatro, según fuentes del comité de empresa. Consideran que esas medidas de ajuste y despidos son incompatibles con “el reparto de un millón de euros anuales entre nueve personas y la duplicidad de cargos” de responsabilidad, según el comunicado que repartieron en la entrada.

La plantilla del Liceo está compuesta por 325 trabajadores, de los que 200 son del cuerpo técnico y de administración. Es en éstas áreas donde el director general del Liceo, Roger Guasch, ha focalizado ahora el ajuste económico por considerar que la plantilla y la masa salarial no se corresponde con la situación económica del teatro que está fiuertemente endeudado, con algo más de 16 millones de euros. El citado plan de ajuste prevé una reducción de la masa salarial de 4,5 millones de euros. Según los cálculos del comité de empresa, las medidas por ahora ejecutadas y anunciadas supondrían una rebaja de 2,5 millones, "eso nos hace temer que habrá más despidos", considera el presidente del comité de empresa, Manuel Martínez.

Los cuerpos artísticos, músicos y coro, no secundaron la protesta. Votaron en contra para “no entorpecer las negociaciones entre la empresa y los trabajadores ni perjudicar al público”, según fuentes de la dirección que, a la hora del inicio previsto de la función y con el teatro repleto, comunicó el retraso por una protesta “de un reducido número de trabajadores”. El caso es que el telón no se levantó hasta media hora después.