Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más vascos saben euskera, pero se habla menos en los hogares

1.145.876 mayores de cinco años, son euskaldunes y cuatro de cada diez no saben el idioma

Cristina Uriarte y a su izquierda, Patxi Baztarrika, este lunes en Bilbao.
Cristina Uriarte y a su izquierda, Patxi Baztarrika, este lunes en Bilbao.

En los últimos 30 años, el porcentaje de vascos que conoce el euskera ha aumentado un 14,5%, lo que supone que seis de cada diez al menos lo entienden bien aunque lo hablen con dificultad. Sin embargo, su uso en el hogar ha descendido 1,8%, según recoge el V Mapa Sociolingüístico del euskera.

Este análisis sobre la situación del euskera se realiza cada cinco años y se han basado en los datos obtenidos en el Censo de Población y Vivienda del año 2011. El informe ha sido presentado este lunes, en Bilbao, por la consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, Cristina Uriarte, y el viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika.

Entre las conclusiones, destacan que 1.145.876 vascos mayores de cinco años, el 55,7%, son euskaldunes que, al menos, entienden el euskera y lo hablan, aunque sea con dificultad. El restante, cuatro de cada diez, son personas que desconocen el idioma.

Sin embargo, en los últimos 30 años se ha producido un "aumento notable" de la población euskaldun, esto es, que hablan y entienden bien el euskera, y ya representan el 36,4%, es decir, 14,5 puntos más que en 1981. Esto ha llevado que el uso general del euskera haya aumentado en siete puntos porcentuales.

Tres de cada cuatro personas tiene como primera lengua únicamente el castellano

Para la consejera Cristina Uriarte, esta progresión del euskera sugiere "la imagen de una nave que avanza sin cesar, son cada vez mas los hablantes que se embarcan en la nave, y son, cada vez, más jóvenes". "La mayoría de ellos han adquirido el euskera en el hogar, pero abundan también quienes lo han adquirido en la escuela o en el euskaltegi", ha dicho

El viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika, ha detallado que el aumento de los vascoparlantes tiene su origen en los `euskaldun berris'. "Cada vez son más numerosos los euskaldunes que han adquirido el euskera fuera del ámbito familiar", ha dicho, Baztarrika.

Este incremento se ha producido, sobre todo, en los ámbitos formales, como la Administración, los servicios sociales o en el mundo laboral. Por el contrario, el incremento de euskaldun berris ha afectado al uso del euskera en el hogar, registrándose un descenso del uso de un 1% en los últimos 20 años.

Baztarrika ha explicado que se debe a que tres de cada cuatro personas tiene como primera lengua únicamente el castellano (72,6%). Del resto, más de la mitad de la población euskalun (53,1%) es nuevo vascohablante o bilingüe de origen, frente al 46,9% de los `euskaldun zaharras'.

Estos datos tienen incidencia directa del uso del idioma en el hogar. El 77,1% de los vascos utiliza el castellano en casa, frente al 13,4% de los que usan el euskera siempre o casi siempre, y el 7,4% que habla euskera y castellano, indistintamente. "Que el euskera no sea la primera lengua de una persona incide directamente en la facilidad para su empleo", ha dicho el viceconsejero de Política Lingüística. A esto se suma que, cualquier bilingüe, "no tiene el mismo dominio en las dos lenguas. ¿A qué lengua recurrimos? A aquella en la que nos manejamos mejor".

Por ello, Baztarrika considera necesario llevar el uso del euskera más allá del ámbito escolar y que forma parte del día a día de los vascoparlantes. "En los primero años en la Educación Primaria, el factor más importante para que los alumnos utilicen el euskera en el patio del colegio es el modelo lingüístico. Pero en Educación Secundaria, no es el modelo lingüístico sino el idioma que se utiliza en las actividades extra escolares y de ocio.

El viceconsejero considera que uno de los retos a los que se enfrenta la cartera de Política Lingüística del Gobierno vasco pasa por poner el foco en esas actividades extra escolares Preguntado por el peligro que existe de que la falta de uso del euskera en el hogar y en la vida cotidiana de los ciudadanos pueda llevar a la pérdida del idioma, Baztarrika es de la opinión de que debe haber un equilibro "en su uso natural" tanto en el ámbito administrativo como en familiar "para que no se convierta en una lengua de segundo nivel".