El marido de la conselleira de Sanidade logra otra vez la plaza de jefe médico

El rival de Bustamante en el concurso denuncia nuevas irregularidades

El doctor Manuel Bustamante, marido de la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, fue elegido ayer jefe de Cirugía General y Aparato Digestivo en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS). Una comisión de evaluación formada por cinco médicos del Sergas volvió a otorgarle a Bustamante la máxima puntuación para ocupar esta jefatura después de que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia anulase su primer nombramiento por “desviación de poder” y ordenase repetir la prueba. Evaristo Varo, único contrincante del ganador y jefe de la Unidad de Trasplante Abdominal del CHUS, se mostró ayer indignado con el resultado y, además de un recurso, anunció que denunciará nuevas irregularidades ante la sala del Tribunal Superior que dictaminó que el primer proceso selectivo culminó en un enchufe.

 Tres médicos optaron por concurso en 2010 a la jefatura de Cirugía del hospital de Santiago. La plaza se la llevó Bustamante, facultativo adjunto en el centro y profesor asociado en la Universidad de Santiago de Compostela (USC), frente a dos contrincantes con experiencia en cargos de gestión médica: Evaristo Varo, jefe de Trasplante Abdominal y profesor titular de la USC, y Miguel Caínzos, jefe de sección en el hospital y catedrático de Cirugía. La esposa del ganador de la plaza no era aún conselleira de Sanidade, puesto en el que tomó posesión en 2012, pero sí gerente del Sergas. Los aspirantes descartados no tardaron en proclamar su malestar y uno de ellos, Caínzos, llevó el asunto a los tribunales.

Más información
El TSXG anula el ascenso del marido de la conselleira
Mosquera dice que el ascenso “cumplió” los procesos

La sentencia del pasado enero del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia fue rotunda. En la elección del marido de la ahora conselleira la comisión encargada de evaluar los proyectos técnicos presentados por los candidatos —una prueba decisiva, ya que a ella llegaron los aspirantes empatados— incurrió en “desviación de poder”. Los magistrados apreciaron en el comportamiento del tribunal médico la intención “de postergar a un candidato y primar a otro, para lo cual se apartó de pautas objetivas y eludió una motivación clara, explícita y razonada de la prueba relativa al proyecto técnico”. El hospital optó entonces por destituir a Bustamante de la jefatura que llevaba ejerciendo más de tres años y, como le ordenaba la sentencia, repetir la evaluación del proyecto técnico con un nuevo jurado. Ante el escándalo, la oposición exigió sin éxito la dimisión de la conselleira Mosquera.

El pasado viernes, los aspirantes a máximo responsable de cirugía del CHUS volvieron a exponer sus trabajos frente a un tribunal formado en su totalidad por médicos del Sergas (dos de los miembros del anterior eran de fuera de Galicia): el director del centro compostelano, un cardiólogo, dos jefes de servicio de Santiago y Vigo y una cirujana de Ourense. Esta vez solo se presentaron dos candidatos, ya que Caínzos, el que llevó el asunto a los tribunales, desistió. Ayer, en el tablón de anuncios del centro se colgaron las puntuaciones. El empate se deshizo en favor de Bustamante porque este obtuvo por el proyecto 24 puntos frente a los 18 de Varo.

En un comunicado, Evaristo Varo considera “del todo intolerable que la comisión evaluadora no suspenda de forma automática un proyecto técnico de gestión que no dispone ni se basa en una amplia bibliografía de consulta”. El jefe de Trasplante Abdominal del CHUS asegura además que el ganador de la jefatura médica modificó su proyecto original en contra de lo establecido en la sentencia que anuló su primer nombramiento. Y critica que el tribunal le consintiese ciertas respuestas. Según Varo, cuando le preguntaron cómo mejoraría el rendimiento de los quirófanos, Bustamante contestó “con una ametralladora”. Sanidade declinó ayer comentar el resultado del proceso, y el CHUS se limitó a expresar su “respeto y agradecimiento a los miembros del tribunal”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS