Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes rechazan un auto de Alaya por esquivar al Supremo

La juez del caso ERE envía a la Guardia Civil al Congreso y al Senado

Desde que comenzó hace más de tres años, la instrucción del fraude de los ERE adquiere periódicamente tintes polémicos. La peculiar instrucción de la juez Mercedes Alaya le ha llevado a estar enfrentada con la Fiscalía Anticorrupción y con la mayoría de las defensas. Enfrentamientos que se han extendido a otras instituciones como el Ejecutivo autónomo y el Parlamento andaluz, que recientemente ha elevado una queja al Consejo General del Poder Judicial contra la magistrada después de que ordenase investigar qué conocimiento tenían los diputados de la Comisión de Hacienda del fondo de los ERE. Ahora el conflicto lo ha abierto Alaya con el Congreso de los Diputados y al Senado. La juez ordenó este lunes a agentes de la Guardia Civil que se personasen en las dos cámaras para que entregasen una resolución destinada a tres aforados del PSOE que están señalados en el caso. Se trata de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán y del exconsejero José Antonio Viera.

Según fuentes parlamentarias, los agentes se personaron vestidos de paisano, aunque armados. En el caso del Congreso de los Diputados les recibió una letrada de la secretaría general, que custodia desde este lunes el sobre cerrado en el que está el auto de Alaya. Estas mismas fuentes precisaron que tanto el presidente del Congreso, Jesús Posada, como el del Senado, Pío García Escudero, ambos del Partido Popular, tienen previsto comunicar a la juez que cualquier notificación de este tipo solo puede realizarse a través del Tribunal Supremo, órgano jurisdiccional que trata los casos de aforados en Cortes.

Estas fuentes precisaron que el asunto se debatirá este martes en la Mesa de la Cámara, pero que, en cualquier caso, la idea es atajar cualquier intento de la juez de dirigirse directamente a las Cortes.

Las fuentes consultadas no supieron precisar qué resolución pretendía notificar Alaya a los aforados al estar en un sobre cerrado que en ningún momento se abrió ni se va a abrir. Lo más probable es que la juez pretenda notificar a Chaves, Griñán y Viera el auto en el que les señaló en la causa de los ERE, que inicialmente fue tumbado por la Audiencia de Sevilla, pero que luego reformó para justificar su preimputación de los tres ex altos cargos de la Junta. En el auto inicial, la juez invitaba a los aforados señalados a personarse en la causa si querían ejercer su derecho a la defensa. Ninguno de los siete señalados por Alaya (los dos expresidentes y cinco exconsejeros) recogió el guante de la juez, que se resiste a enviar el caso al Supremo.