Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat afronta un ajuste como el de 2013 tras incumplir el déficit

Moragues confía en una financiación retroactiva o mecanismos de compensación

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, en la rueda de prensa sobre el déficit.
El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, en la rueda de prensa sobre el déficit.

El Consell gastó el año pasado 2.270 millones de euros más de lo que tenía presupuestado (y alcanzó el 2,33% de déficit). Aun así, fueron 1.579 millones menos que en 2013 (cuyo déficit fue del 3,94%). Para este año 2014, la Generalitat tiene que hacer un esfuerzo similar, de más de 1.200 millones, si quiere cumplir con el límite marcado del 1%. Para ello, el Gobierno de Alberto Fabra ya no cuenta con recortes del gasto significativos y confía en un aumento de los ingresos, fruto de la reactivación económica (en 2013 ha habido un repunte de tributos propios y cedidos), pero sobre todo de un nuevo modelo de financiación autonómica que se aplique retroactivamente o de algún mecanismo de compensación.

La Comunidad Valenciana incumplió el año pasado el objetivo de déficit, fijado en un 1,6%, que escaló hasta el 2,33%. La Generalitat, así, dejó atrás 2013 con más de 700 millones de euros (0,7 puntos) de déficit no financiado que, en principio, se convierten en impagos. La economía valenciana cayó un 0,8%, menos que en el conjunto de España, donde la contracción alcanzó el 1,2%. Los datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas revelan que hubo otras comunidades aún más incumplidoras. En el grupo de las seis que infringieron el límite que tenían fijado se hallan Murcia, con un déficit del 3,17% (y un objetivo del 1,59%); Castilla-La Mancha, 2,1% (y objetivo del 1,3%); Aragón, déficit del 2,06 (1,3%); Cataluña, 1,96% (1,58%) y Navarra, 1,55% (1,20%).

La desviación en 2013 fue del 2,33%, siete décimas sobre el 1,6% previsto

El ministro de Hacienda, que no ha dado muchas alegrías al Gobierno de Fabra, felicitó el trabajo de contención del déficit de la Generalitat, a pesar de ser la segunda autonomía que más se desvió y de haber obtenido el mayor margen cuando se aceptó establecer un límite asimétrico. “Ha tenido una reducción de 1.579 millones de euros, el 1,61% del PIB, y aunque aún está lejos del nivel de cumplimiento, ha hecho un muy importante esfuerzo”, dijo.

En términos muy similares se expresó el consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, que destacó que la Comunidad Valenciana ha sido la autonomía que ha realizado “el mayor esfuerzo”. Moragues insistió en que el modelo de financiación autonómica produce un desfase de 1.727 millones, y que si su nivel de financiación estuviera en la media, su déficit bajaría del 1%. El consejero descartó que la Generalitat vaya a practicar nuevos recortes para cumplir con el déficit de 2014, que debería quedar en el 1% (ahora está en el 2,33%). Apuntó que el límite se cumplirá “por la obtención de ingresos extraordinarios” y la mejora de la eficiencia en la Administración. Pero puso énfasis en el nuevo modelo de financiación autonómica.

Moragues recordó que cuando votó a favor del 1% para 2014 en el Consejo de Política Fiscal y Financiera hizo constar la “salvedad” de que lo condicionaba a que se aplicara retroactivamente el nuevo modelo. Moragues descartó que el Consell cruce “la línea roja” que afectaría a la prestación de “servicios de calidad” en sanidad, educación y bienestar social.

Moragues dice que no cruzará la “línea roja” en los servicios básicos

Para el diputado y portavoz de Economía del PSPV-PSOE, Julián López, el incumplimiento del objetivo de déficit revela que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, “fracasa” y “los valencianos lo pagan”. López criticó que “toda la rebaja que se ha conseguido tiene su origen en recortes de gasto social, educativo y sanitario”. Además, hizo hincapié en que el objetivo para 2014, el mismo para todas las autonomías, “supone que habrá que recortar en 1.300 millones”.

Enric Morera, de Compromís, consideró que el incumplimiento del límite de déficit demuestra que “los recortes no han servido”. Y Marga Sanz, de Esquerra Unida, pidió la comparecencia de Moragues en las Cortes Valencianas. “No son posibles más recortes en medio de la crítica situación social y económica por la que atravesamos”, señaló.