Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria baja las tarifas de la ITV un 17%

La inspección sonora se rebaja 6,82 euros y la revisión del turismo diésel 2,75 euros

La Comunidad Valenciana dejará de tener, a partir del próximo martes, las tarifas más caras de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de todo el Estado. La Consejería de Industria logró ayer el visto bueno del Consell para rebajar, por primera vez desde 1997, las tarifas de las estaciones de ITV.

El consejero de Industria, Máximo Buch, explicó que la tarifa de las revisiones de los vehículos disminuirá una media del 17,1%. El mayor descenso se producirá en los turismos particulares diésel que verán rebajado el precio en 2,75 euros y en la disminución de 6,82 euros en el precio de la inspección de la emisión sonora.

Buch argumentó que las tarifas se hallaban congeladas desde el año 2010, lo que provocó que varias de las empresas concesionarias iniciaran un litigio en los tribunales contra una congelación que impedía actualizar los precios conforme al índice de precios al consumo (IPC). Sin embargo, la sentencia otorga finalmente la razón al Consell, que tiene capacidad no solo para congelar los precios sino para reducirlos siempre que se cumplan las condiciones del pliego de concesión.

Ello motivó que a finales del año pasado la Consejería de Industria realizase un estudio técnico sobre los costes que soportan las concesionarias y el aumento del parque de vehículos y se llegó a la conclusión de que las concesionarias tienen un margen de beneficios “suficiente” sin que ello repercuta en las plantillas que tienen contratadas. “Hemos revisado la tarifa diésel porque era en la que había mayor diferencial, las otras están por debajo de los niveles máximos de otras comunidades autónomas y la tasa sonora baja por la amortización de los equipos y la rebaja del coste de inspección”, señaló Buch.

El diputado de Compromís Fran Ferri, una formación que lleva años denunciando los elevados precios de las ITV, dijo que la bajada de tarifas confirma “que el PP ha permitido enriquecerse a las empresas concesionarias a costa de los ciudadanos”. “La reducción del precio de la sonometría”, prosiguió, “constata el sinsentido de esta prueba que solo es obligatoria en la Comunidad Valenciana”.