Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá retira la concesión de la Piscina a Barrachina

La sociedad Hosva debe al Ayuntamiento tres anualidades del canon municipal

El Gobierno local de Valencia rescindirá a Hosva, sociedad de los Barrachina, el contrato para explotar la Piscina de Valencia y los servicios anexos por impago del canon municipal. Hosva debe al Consistorio las anualidades de 2010, 2011 y 2012, lo que sumaría unos 300.000 euros. La sociedad de los Barrachina lleva sin actualizar las fianzas obligatorias desde 2009 y ha suscrito varias hipotecas sobre el servicio.

 El expediente, que pasa hoy por la junta de gobierno del Ayuntamiento, califica estos impagos de falta muy grave y propone declarar el contrato caducado y rescindir la concesión otorgada en 1996. El Consistorio incautará además cautelarmente la garantía aportada por Hosva, un 3% del valor del dominio público ocupado. También ofrecerá audiencia a los avalistas de los Barrachina.

El Ejecutivo local, que preside Rita Barberá, da el paso después de oír el informe de los servicios jurídicos del Ayuntamiento. Hosva ha sido requerida por los técnicos del Consistorio para que alegue pero no se ha personado.

25 años de contrato

La última concesión se aprobó por un periodo de 25 años desde el Área de Patrimonio del Ayuntamiento. La sociedad tiene diferentes requerimientos de impago de la Agencia Tributaria y de la Seguridad Social, denunció el grupo municipal de Compromís hace unas semanas. Según la formación, estas deudas le impiden contratar con las Administraciones públicas.

En el inmueble de la Piscina de Valencia, además del recinto deportivo, se encuentra el salón Alameda Palace, el cáterin JBL y el Restaurante Les Graelles. El grupo Hosva también gestiona las concesiones de la cafetería y espacio de eventos del Palau de la Música, restaurantes, cafeterías y espacio de eventos de Feria Valencia, así como el restaurante de L’Oceanogràfic y el Kiosko Ciudad en el Paseo de la Alameda.

El servicio de Deportes ha reclamado la suspensión de la concesión de la Piscina de Valencia, por deficiencias en el servicio. Hosva tiene hipotecado el derecho real de la concesión de la piscina, “lo que puede dificultar el posible rescate de la concesión por parte del Ayuntamiento de Valencia”, apunta la concejal de Compromís Consol Castillo.