Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ararteko pide que se proteja a los consumidores ante productos financieros

El informe del Defensor vasco sobre 2013 recoge 9.610 quejas de los ciudadanos, un 15% más

Iñigo Lamarca y la presidente del Parlamento, Bakartxo Tejeria, antes de presentar el informe del Defensor del Pueblo referido a 2013.
Iñigo Lamarca y la presidente del Parlamento, Bakartxo Tejeria, antes de presentar el informe del Defensor del Pueblo referido a 2013.

El Ararteko, Iñigo Lamarca, ha reclamado este miércoles a las administraciones públicas que mejoren los procedimientos de inspección y control de los derechos de los consumidores, entre ellos los de productos financieros, antes de que se vean vulnerados. Lamarca ha entregado hoy a la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, su informe anual de actuaciones correspondiente a 2013, un año en el que los ciudadanos presentaron 9.610 quejas, un 15% más que el año anterior.

Lamarca ha explicado que un año más la mitad de los expedientes de queja tramitados tienen relación con los derechos sociales referidos a la educación, la sanidad, inclusión social y vivienda, entre otros aspectos, informa Efe. Pero ha destacado que también han aumentado las quejas por la mala gestión de los servicios gestionados por las empresas privadas.

Ha recordado que, por ley, el Ararteko no puede entrar a analizar estas actuaciones, dado que su ámbito de actuación se limita a las administraciones de la Comunidad Autónoma, pero, según el informe, esta institución "no puede permanecer al margen" de esta cuestión, por ejemplo en la contratación de productos financieros o la pérdida de vivienda por desahucios.

En el informe, el Ararteko explica que como consecuencia de la "profunda crisis económica", se están evidenciando situaciones de "vulnerabilidad y desprotección derivadas de la adquisición de productos y servicios bancarios", así como de prácticas bancarias que están provocando "efectos no controlados y de gran incidencia en la vida familiar", que alcanza su máxima gravedad en las ejecuciones hipotecarias.

Explica que el denominador común de muchas de las quejas ciudadanas sobre estas materias radica en "la falta de información en el momento de la contratación de un producto o un servicio financiero y en sus fases previas".

Esa "deficiente o sesgada" información que denuncian los afectados se pone de manifiesto, según el Ararteko, en la compra de participaciones preferentes y subordinadas, el establecimiento de cláusulas suelo, la contratación de préstamos hipotecarios referenciados a determinados índices o la firma de intereses de demora cercanos al 20%.

Por ello, el Ararteko reclama que la intervención en "defensa y protección" de los consumidores no se limite a una actuación protectora "a posteriori", sino que se establezcan mecanismos para "detectar situaciones de riesgo para los consumidores de productos financieros". Con carácter general, el año pasado se redujeron las reclamaciones relacionadas con los dispositivos de lucha contra la exclusión social, de 1.004 en 2012 a 883 en 2013. De estas últimas, 860 se refieren a problemas relacionados con el mal funcionamiento de Lanbide y su gestión de la Renta de Garantía de Ingresos y de la Prestación Complementaria de Vivienda.

Lamarca ha destacado que esta mejora se ha experimentado con el cambio de gestión en el Servicio Vasco de Empleo, especialmente a partir del mes de septiembre del año pasado, con lo que se han reducido las quejas por las dificultades a la hora de presentar las peticiones de adjudicación de la RGI y por las demoras en la contestación.

Ha explicado que se mantienen las reclamaciones por las denegaciones de las ayudas, ya que se hace mediante un procedimiento informático que no justifica suficientemente la decisión y porque no se da audiencia al interesado.

El Gobierno vasco ha sido la administración contra la que más reclamaciones escritas se han dirigido (63 %) y se han incrementado ligeramente las referidas a las actuaciones de los ayuntamientos vascos. A este respecto, ha tenido una especial referencia al anterior alcalde de Bilbao recientemente fallecido, Iñaki Azkuna, por su "empeño personal" en que el Ayuntamiento de la capital vizcaína actuara de manera "ejemplar" ante las quejas presentadas ante el Ararteko.De hecho, ha dado a conocer que el Ayuntamiento no ha tenido que recibir ningún requerimiento por falta de respuesta a pesar de que es una de las administraciones que más quejas ha recibido.