Aprobado el plan urbanístico para liberar de tráfico la zona de Canalejas

El Ayuntamiento enterrará los autobuses, la carga y descarga y el aparcamiento de vehículos privados

Recreación municipal de cómo quedará la calle de Sevilla.
Recreación municipal de cómo quedará la calle de Sevilla.AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy el plan especial urbanístico que permitirá ganar para el peatón la zona de Canalejas, junto a la Puerta del Sol, y enterrará a sus pies una infraestructura de transporte público, aparcamiento y carga y descarga. La obra, promovida y licitada por el Ayuntamiento y que costará 24,6 millones, coincidirá con la rehabilitación de seis edificios por el grupo OHL para construir allí gigantesco centro comercial y hotelero de lujo en la plaza de Canalejas y en los números 6, 8, 10, 12 y 14 de la calle de Alcalá.

El área afectada por la actuación municipal suma 24.843 metros cuadrados de viario público: la calle Alcalá (entre los números 6 y 22), las calles Sevilla, Cedaceros y Arlabán (completas), la plaza de Canalejas y la carrera de San Jerónimo (entre los números 22 y 34). El espacio peatonal ganado al tráfico será de 1.309 metros cuadrados, según el Ayuntamiento. Esta actuación urbanística ampliará las aceras de la calle Sevilla y cambiará el sentido de la circulación en Cedaceros y Arlabán.

La infraestructura subterránea contará con diez puntos de parada para autobuses (allí confluyen actualmente nueve líneas de la EMT), que accederán a través de una rampa doble cuya embocadura se ubica en la calle Alcalá, entre las calles Sevilla y Cedaceros. Además, tendrá una zona para operaciones de carga y descarga del centro comercial en construcción. La actuación permitirá además implantar un acceso sin barreras arquitectónicas a la estación de metro de Sevilla.

El aparcamiento público (de gestión privada) ubicado bajo la calle de Alcalá, el más antiguo de la ciudad, cuenta con 323 plazas; las 74 que actualmente se destinan a residentes se mantendrán, según el Ayuntamiento. Esta instalación se comunicará con la nueva zona de aparcamiento de la infraestructura subterránea, 116 plazas repartidas en el tercer y cuarto sótano. Los coches entrarán por rampas en la calzada de impares de la calle de Alcalá, y en la calle Cedaceros esquina con Arlabán; y saldrán por rampas en la calle de Alcalá en los números pares, y en la carrera de San Jerónimo junto a la calle Cedaceros.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid.
Fuente: Ayuntamiento de Madrid.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50