Un modo ‘combativo’ de vivir las Fallas

Los vecinos del barrio valenciano de Ciutat Vella organizan las Falles Populars En su edición número 11, han conseguido un récord de recaudación en su 'arreplegà online' Su objetivo es unir fiestas, participación y reivindicación

Vecinos de Ciutat Vella durante un taller para la construcción de la falla del solar Corona.
Vecinos de Ciutat Vella durante un taller para la construcción de la falla del solar Corona.JOSÉ JORDÁN

No tienen fallera mayor ni presidente. No van a la ofrenda ni su monumento concursa por los premios de la Junta Central Fallera. No tienen casal, no se visten de falleros y no tienen estandarte. Dicen que para vivir las fallas y sentirse parte de ellas no se necesita ninguna de estas cosas: basta con un monumento, un espacio (o muchos) y un buen grupo de personas dispuestas a organizar la fiesta e implicar al barrio. Aunque algunos piensen que esto no es una falla, el récord de recaudación de su arreplegà online (5.625 euros) y los 11 años que llevan organizando actividades demuestra que cada vez interesa más que las Fallas sean, como se autodenominan, Populars i Combatives.

Concursos de paellas, pasacalles, llibret (ganador incluso de premios), cena de la plantà, conciertos, despertà, albaes... Las actividades de este grupo, gratuitas y abiertas al público, son las mismas de las de otras fallas aunque su estructura no esté ligada a los organismos oficiales.

Empezaron hace 11 años siendo una pequeña asamblea de personas que hasta entonces huía de las Fallas y se ha convertido en un grupo de vecinos críticos con los problemas del barrio que quieren unir fiesta y reivindicación. Para dar a conocer cada año un conflicto diferente, las Falles Populars i Combatives han construido en 2014 un monumento dedicado a la “gentrificación”, un proceso de transformación urbana en el que las clases humildes van siendo desplazadas por población de mayor poder adquisitivo.

El monumento, plantado en el solar de la Calle Corona, ha sido construido por los vecinos y las asociaciones del barrio que han aportado ideas, materiales de desecho, espacios y trabajo, en un intento por recuperar la manera original de crear la falla.

No creen en la filosofía del “artista único y genuino” sino en la colaboración y participación vecinal. Para participar en esta falla, compuesta también por falleros que abandonaron sus comisiones, solo se necesita acudir a las actividades.

Los miembros de las Falles Populars i Combatives, dicen no querer “ser la falla del Ayuntamiento” pero no descartan unirse a otros grupos similares creando la “Junta Solar Fallera” para coordinar las actividades que se realizan en los solares.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50