Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jerez refinancia la mitad de la deuda con Hacienda y la Seguridad Social

El Consistorio deberá destinar el 100% de sus ingresos estatales a reducir déficit

La alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo. Ampliar foto
La alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo.

El Ayuntamiento de Jerez ha logrado refinanciar el 50% de su deuda con Hacienda y la Seguridad Social. Tras casi tres años de negociaciones, el gobierno municipal que dirige María José García Pelayo (PP) ha llegado a un acuerdo con el ministerio de Cristóbal Montoro para liquidar en diez años la mitad de un débito de 142,8 millones de euros. El plan de pago se activa en abril y obliga al Consistorio a abonar el corriente más una cuota creciente que salde atrasos por valor de 71,4 millones de euros. El Consistorio también cuenta con el aval del Estado para refinanciar a 20 años la deuda financiera a corto plazo, otros 32 millones.

A cambio, Jerez deberá destinar el 100% de su Participación en los Impuestos del Estado (PIE) a reducir deuda. Es decir, el ministerio acepta desbloquear desde abril la retención de los ingresos estatales que sufría el Ayuntamiento desde 2011, pero obliga al Consistorio a destinar el 75% de una partida de 45,8 millones de euros anuales a liquidar deuda con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social y, el 25% restante, a devolver el crédito ICO habilitado por el Gobierno central para el plan de pago a proveedores.

Montoro estudia flexibilizar la devolución del plan de proveedores

Estas medidas alivian bastante la situación financiera de la Administración jerezana, pero no son suficientes para normalizar la tesorería de uno de los Ayuntamientos más endeudados del país. El gobierno municipal ya ha avanzado que es “imposible” devolver en 10 años el préstamo de 400 millones de euros que aprobó Hacienda para que el Consistorio afrontara todas las deudas con sus proveedores hasta mediados de 2013. La alcaldesa ha pedido “la flexibilización de las condiciones” y el Gobierno ha comenzado a analizar alternativas para los Ayuntamientos con asfixia económica.

Fuentes del Ministerio de Hacienda admiten que “se están estudiando medidas” que ayuden a los Consistorios con problemas económicos y dificultades para devolver los préstamos ICO. Las mismas fuentes subrayan que aunque la decisión “no está tomada”, se “valora” el esfuerzo que están haciendo algunas Administraciones locales “para cuadrar sus cuentas y poner en orden su situación financiera”. La alcaldesa de Jerez no contempla la posibilidad de que estas ayudas no lleguen y da por hecho que “las alternativas de pago” se ofrecerán para los Ayuntamientos colapsados “en días o meses”.

La regidora asegura que es “imposible” reembolsar 400 millones en 10 años 

Para la Administración jerezana ya es un logro haber cerrado, tras casi tres años de negociaciones, un acuerdo de pago para abonar la deuda con Hacienda y la Seguridad Social. “Desde abril nos convertimos en un Ayuntamiento cumplidor. Jerez se quita el marchamo de moroso. Cumpliremos de acuerdo a nuestras condiciones económicas y sin necesidad de ejecutar más subidas de impuestos o despidos”, afirma la alcaldesa.

No ha sido gratis. En estos casi tres años, Jerez ha despedido a 260 trabajadores municipales, ha privatizado la gestión del agua, ha reducido en un 20% la inversión en servicios públicos, ha subido un 50% la tasa de residuos, ha sufrido huelgas durísimas de basuras, limpieza en colegios o transporte; ha prejubilado en el Consistorio a los mayores de 59 años, ha recortado en un 11,5% el salario de la plantilla del Consistorio y ha aprobado bajas incentivadas y reducciones de jornadas para la totalidad de los empleados de la televisión municipal.