Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos contra las listas de espera en Vall d'Hebron

Varias entidades ayudan a los pacientes a reclamar y denuncian los retrasos en las intervenciones

Representantes de entidades recogen firmas en el hospital Vall d'Hebron.
Representantes de entidades recogen firmas en el hospital Vall d'Hebron.

Las organizaciones sociales saben que, a veces, protestar da resultado. Por eso, los vecinos y las entidades de Sant Andreu y Nou Barris han decidido plantar cada jueves una mesa enfrente del hospital Vall d’Hebron. El objetivo es denunciar las listas de espera —tanto para conseguir visita como para las intervenciones— y ayudar a los pacientes que esperan una operación a denunciar su caso.

“Los que denuncian consiguen una solución”, explica Marcela Güell, enfermera y vocal de salud de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona. La campaña lleva el lema No te vayas sin hora para explicar a los pacientes que tienen derecho a salir del hospital con una fecha para la operación. “La idea es que no te digan que ya te llamarán, sino que te digan cuándo lo harán”, explicó Carlos Blanch, portavoz de la coordinadora Sap Muntanya.

Los vecinos mantienen reuniones periódicas con la gerencia del hospital, que les explica la evolución de la actividad en el centro. Ellos, por su parte, les hacen llegar los casos y les transmiten la preocupación popular por arreglar estas situaciones. Ayer fue el segundo jueves que realizaron esta acción. Estarán, al menos, dos jueves más.

La iniciativa del Vall d'Hebron sigue la estela de otras que se han realizado en distintos lugares de Cataluña, como en el hospital Sant Joan de Reus, donde la CUP hizo un vídeo para “denunciar la manipulación de las listas de espera”. “Si marchas sin hora, no se computa en la lista”, explica el folleto de esta campaña. “Si no te quieren dar hora, puedes reclamar un justificante por el que se comprometan a dartela en una semana”.

Las entidades vecinales quieren extender la acción a los centros de atención primaria porque es allí donde comienzan las esperas. También han recogido firmas contra la derivación de pacientes a centros privados y en favor de una financiación adecuada de la sanidad pública.