Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Manuel Peláez, empresario y filántropo

El fundador de Ecisa fue un activo colaborador con causas benéficas y de la empresa familiar

Manuel Peláez en una imagen de archivo
Manuel Peláez en una imagen de archivo

Manuel Peláez Castillo (Benalúa de las Villas, Granada, 1937), expresidente de la empresa constructora Ecisa, que en actualidad desarrolla proyectos en 11 países del mundo, fue un empresario cercano y singular que siempre quiso propiciar el diálogo para alcanzar acuerdos, y que revirtió parte de sus beneficios en proyectos filantrópicos. Ayer falleció en Alicante al no lograr superar una operación a la que se tuvo que someter como consecuencia de un cáncer de colon que padeció hace ocho años.

En el ámbito empresarial, Peláez siempre defendió el modelo de la empresa familiar. A ese efecto, fundó en 1995 la Asociación de la Empresa Familiar en Alicante. Educado y atento, políticamente trabajó discretamente para tender puentes y buscar el entendimiento, por ejemplo, entre la patronal de Valencia y la de Alicante y limó asperezas entre algunos empresarios y determinados presidentes de la Generalitat Valenciana en momentos difíciles.

Peláez llegó a Alicante a mediados de la década de los sesenta y poco a poco se abrió paso en el mundo de la construcción. En 1968 se constituyó por su iniciativa Ecisa (Estructuras y Cimientos Insulares). En sus inicios, la compañía se especializó en cimentaciones y estructuras de hormigón armado y fue paulatinamente ampliando su actividad a obras de edificación completa, obra civil,promoción inmobiliaria, medio ambiente o concesiones. En la actualidad, Ecisa tiene presencia en España, Catar, Marruecos, Argelia, Abu Dabi, Portugal, Irlanda, Taiwán, Chile, Ghana y Mozambique. En estos momentos es la empresa española que más obras ejecuta en Catar, donde construye el Waldorf Astoria, un proyecto de 86 millones de euros.

Este empresario que se hizo así mismo no llegó a estudiar en la Universidad. Era diplomado en Alta Dirección de Empresas por Fundesem/ICADE y en Comercio Exterior por Esade, pero “se sentía un universitario convencido y luchó para que todos los jóvenes tuvieran una oportunidad en la educación superior”, recordaba ayer Manuel Palomar, rector de la Universidad de Alicante a la que Peláez estuvo muy vinculado desde su creación en 1968. El empresario destinaba 36.000 euros anuales a la Cátedra Familiar, con sede en la Facultad de Económicas del campus.

La patronal alicantina Copea destacó “su intensa labor” al frente de Ecisa, y la Cámara de Comercio recordó que fue un “pionero de lo que hoy denominamos responsabilidad social corporativa” gracias a sus aportaciones a diversas ONG. En sus últimos años, desde la fundación que lleva su nombre, desplegó una intensa actividad social a favor de aquellos que quieren dejar las drogas, colaborando en Proyecto Hombre. Igualmente, apoyó a los jóvenes que quieren abrirse paso en el mundo de la música y apostó por la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Alicante. También ayudó a los discapacitados desde la Fundación Coepa y fomentó el patrocinio del deporte, especialmente el baloncesto.

El empresario fallecido fue también consejero de la Confederación Nacional de la Construcción y de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana, presidente del Club de Alta Dirección Empresarial, de la Asociación de Empresarios de la Construcción y Obras Públicas de Alicante y de Fundesem y colaboró con la Asociación Valenciana de Empresarios Solidarios.

Más información