Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los enchufes masivos del alcalde

La juez se incautó en la casa de Francisco Rodríguez de currículos y listas con decenas de recomendados

Francisco Rodríguez el día de su dimisión
Francisco Rodríguez el día de su dimisión

La Operación Pokémon, además de presuntos sobornos y 253.000 euros sin justificar en las cuentas familiares del exalcalde socialista de Ourense, ha destapado listas con decenas de personas supuestamente enchufadas en contratas municipales. Los investigadores irrumpieron en el domicilio de Francisco Rodríguez con una orden de registro y volvieron a Lugo con documentos que ahora apuntalan la instrucción. Allí se incautaron de listas de enchufados con sus correspondientes recomendadores, trabajadores clasificados por filiación política, currículos o correos electrónicos enviados desde la concesionaria de la basura a la alcaldía con cuadros de contratación.

El exgerente de Ecourense, contrata de Copasa y FCC que gestiona el servicio de limpieza y residuos, envió un correo a la alcaldía informando de 38 contratos. El listado destapa quién fue la persona que recomendó a cada enchufado. En su declaración, Rodríguez aseguró a la juez que ese dato sirve para “identificar a alguien” porque “recibes cientos de solicitudes para buscar trabajo y luego mandas un lote de los que tienes, pero son ellos [LA CONTRATA]los que deciden finalmente”.

En la columna de recomendadores, junto a decenas de desconocidos, figuran Pablo López Vidal (exdiputado y actual secretario de organización de la agrupación municipal socialista), Abel Losada (diputado del PSdeG), “Chelis Vilardevós” (exalcalde socialista de Vilardevós), Marga Martín (teniente de alcalde de Ourense), “Mercedes UGT” o José González Balado (chófer del PSOE en campaña electoral). Incluso aparece un exconcejal del PP. También menciones a hijos o nietos de militantes socialistas. Incluso amigos: “Dos afiliados amigos de Rosa”, en referencia a Rosa Martínez, miembro de la ejecutiva local del PSdeG, a su vez contratada en el Ayuntamiento como personal de confianza. “¿Solicitaban la contratación de afiliados del PSOE?”, preguntó la juez. “No, no” respondió dubitativo el exregidor.

El padrino de uno de los enchufados es Agustín. “¿El actual alcalde?”, interrogó de Lara. “Puede ser”, respondió Rodríguez. Y es que los enchufes llegaron incluso a la familia del actual regidor. El exalcalde contrató en 2011 a la hija de Agustín Fernández (entonces edil de Hacienda) en el gabinete de comunicación. Cuando Fernández accedió a la alcaldía, recontrató a su propia hija por decreto.

“Si llega a ofrecer al perro, lo contratamos”

La juez del caso Pokémon, Pilar de Lara, empezó a tirar del hilo de los enchufes gracias a un correo electrónico de Juan Manuel Pérez, exgerente de la concesionaria de la basura. El correo relata a la alcaldía un proceso de contratación en Ecourense. “Te adjunto el listado con los contratados y resto. Hemos conseguido contratar a los que necesitábamos (…). Como sabes, ha sido una odisea”, se afirma en el mensaje. A continuación detalla problemas para localizar a los recomendados: “Uno estaba jubilado y ofreció al hijo y se lo cogimos. A estas alturas si llega a ofrecer al perro se lo contratamos también. Otro trabajaba pero tenía al hermano en paro. Para adentro. Otro dormía la siesta y su madre no sabía si despertarlo. Finalmente y muy a su pesar lo despertó”.

A continuación compara a los trabajadores españoles con inmigrantes: “Tenemos a dos senegaleses. Otro mundo. Uno estaba en Zamora y en cinco horas estaba aquí con los papeles. Se fue dando gracias hasta la mezquita y ahora debe estar llegando a La Meca”. Y además se encarga de dejar un recado para que lo transmita a los aspirantes a los empleos: “Como sugerencia diles que si buscan trabajo den un teléfono actualizado y si lo cambian que avisen. Hemos hablado con un lote de madres, abuelos, cuñados y primos en Pamplona. Hasta con un supermercado de Granollers”. El autor del correo, entonces gerente de la contrata, trabaja actualmente en el Ayuntamiento gracias a un contrato pagado con fondos europeos.

En otro documento con el personal de Ecourense en 2010 aparecen más recomendadores con cargo público: Fernando Varela (exconcejal del BNG) o “Paco” entre otros. “¿Cuando ponen Paco se refieren a usted?”, preguntó la juez. “Supongo que sí. Me adjudican un montón”, respondió Rodríguez casi sorprendido, que negó conocer a varios de los padrinos. “Es difícil de explicar las presiones de la vida política cuando la gente te deja currículos. Puedes rechazarlos pero a veces los transmites a la empresa por si puede hacer algo” justificó cuando de Lara le preguntó si Copasa contrataba a los enchufados que él recomendaba.

En otra ocasión, Ecourense consultó a la alcaldía a quién contratar a través de un correo electrónico. Tenían varios candidatos pero no había plazas para todos. Y añadían: “Id pensando que el uno de junio tengo que tener 18 contratados más por cuatro meses que sumados a los 16 del plan de choque cubrirían a los 34 que se van. Hablamos del tema”. Cuando de Lara interpeló si “es normal” que pregunten al alcalde por los contratos, Rodríguez le explicó que “es bueno que el Ayuntamiento sepa a quién se contrata” porque “aunque están en una empresa son gente que luego se subroga en el futuro”.

En el piso del exalcalde también apareció un listado de empleados interinos de 2008 que destapa a 16 personas colocadas por el BNG y otras 41 del PSdeG. Rodríguez negó que la ideología influyese en la contratación. En su sótano se incautó otra carpeta que contenía un listado de enchufados y enchufadores para un programa de cooperación. “Poco puedo explicar” respondió sobre ese documento, aunque matizó que algunos de los señalados eran del PP. En esa lista de padrinos aparecen otros nombres públicos como María Devesa (edil socialista), Bienvenido Pérez (miembro de la ejecutiva local socialista y empleado interino del Ayuntamiento), Ana Garrido (edil socialista), Luis Bermúdez (secretario del Ayuntamiento) y de nuevo “Paco” en varias ocasiones.

Los supuestos enchufes en contratas municipales llegaron al entorno familiar de Francisco Rodríguez. Su pareja y su hijo fueron contratados en Aquagest. Mercedes Astorga, imputada en la Pokémon por blanqueo de capitales, aún trabaja en la concesionaria del agua. El exalcalde, presuntamente, devolvió el favor colocando en el servicio de aguas del Ayuntamiento a la esposa de Henry Laíño, exdelegado de Aquagest en Ourense y Galicia. La secretaria personal del exalcalde (todavía en nómina) es la pareja de su sobrino, que a su vez es funcionario. Además, el delegado ourensano de Vendex reconoció a la juez que enchufaron a media docena de personas.

La juez mostró varios currículos confiscados en su domicilio, entre ellos uno de “la hija de un amigo de toda la vida” que había dejado los datos “por si había un hueco”. Rodríguez se apresuró a justificar que no fue contratada. También fue incautado un correo en el que piden influir por un opositor a la Policía Local. “Seguro que no aprobó”, respondió. En otra carpeta con documentación de esas oposiciones está subrayado un candidato. “¿Por qué?” preguntó la juez. “No lo sé. Seguramente porque fue el único de Ourense que aprobó”, justificó el exalcalde.

 

Más información