Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stop Subidas llevará sus protestas al primer día del Mobile World Congress

La plataforma, que hoy vuelve a las concentraciones en metro, FGC y Renfe, pide retirar la subida tarifaria en el transporte público de 2014

La plataforma Stop Subidas Transporte llevará finalmente su protesta al Mobile World Congress (MWC). La negativa de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona a retirar la subida tarifaria del transporte público para este año han hecho que el movimiento haya convocado una nueva jornada de protesta para el próximo lunes, día 24 de febrero, coincidiendo con la jornada inaugural del congreso de móviles.

No habrá huelga en el transporte, como dejó caer el sindicato CGT. Ni hay tiempo para convocarla ni los dos grandes sindicatos quieren trasladar la presión de la acción a los trabajadores. Pero tanto Stop Subidas como Promoción del Transporte Público (PTP), las asociaciones vecinales y las centrales sindicales pretenden generar suficientemente ruido coincidiendo con el más importante de los congresos que se celebran en Barcelona, con gran proyección internacional. No han fijado horarios para las protestas, pero en su último cartel de convocatorias anuncia una “huelga de transportes” para el lunes, acompañado de un ¡¡Lo pararemos todo!! ¡¡El Mobile World Congress, también!! “Hace falta mantener el pulso de las protestas ciudadanas”, titula la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona su último comunicado, en el que llama a mantener las concentraciones pese a que las Administraciones se han abierto parcialmente al diálogo y se han comprometido a aportar más recursos al sistema para intentar contener futuras subidas en el transporte público.

Antes que la protesta del lunes, la que más temores genera en la Generalitat y el Ayuntamiento, hoy se celebrará una nueva jornada de protestas en diferentes estaciones del metro, Ferrocarrils de la Generalitat y de Renfe, como las de las las últimas semanas.

Ante las paralizaciones de líneas de metro con las que han acabado algunas de las protestas, el Ayuntamiento de Barcelona amenazó la semana pasada con imponer multas a aquellos que impidan la normalidad en el servicio del metro. Ni esas amenazas ni el compromiso de las administraciones presentes en el Área Metropolitana de Barcelona de intentar convertir ingresos procedentes del transporte privado en partidas para el transporte público han conseguido minimizar las actuaciones de la plataforma, que solo admite la congelación tarifaria respecto a 2013.

Más información