Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kutxabank mantiene que crecerá este año sin hacer ninguna operación de compra

La entidad pone en marcha en Álava una tarjeta sin contacto para pequeños pagos

Mario Fernández enseña una de las nuevas tarjetas sin contacto junto a la directora de Marketing de Kutxabank, Inés Monguilot.
Mario Fernández enseña una de las nuevas tarjetas sin contacto junto a la directora de Marketing de Kutxabank, Inés Monguilot.

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, ha afirmado este lunes que el banco vasco crecerá este año gracias a que tendrá un mayor volumen de negocio, pero no como consecuencia de la adquisición de otra entidad bancaria "o de cualquier otra operación". A finales de enero pasado, el director general del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Antonio Carrascosa, consideró "muy deseable" que Kutxabank integrase a nuevos socios en su accionariado para que pudiese aspirar a liderar alguna alianza con otras entidades para reforzar su peso.

Hoy, Fernández ha afirmado que aprecia "signos positivos" en la economía y que ello le lleva a pensar que la entidad que encabeza crecerá durante el presente ejercicio porque la situación económica lo va a permitir, aunque ha recalcado que ese crecimiento no será "consecuencia de la adquisición [de otra entidad] o de cualquier otra operación" en ese sentido. "No estamos contemplando ningún tipo de operación [de compra], sino un crecimiento desde dentro, de negocio", ha expuesto el presidente de Kutxabank en Vitoria, para añadir que la expansión de la entidad se hará "con criterios profesionales". "El lema es crecer, pero eso no significa modificar en absoluto una política sana y prudente de gestión del riesgo", ha advertido.

A su entender, esos "signos positivos" en la economía son iniciales y están "sujetos a una gran inestabilidad" que trasciende a la situación de España. Preguntado por si los tres socios de la entidad —BBK, Kutxa y Vital— continuarán destinando el 30% de sus beneficios a la obra social, el presidente de Kutxabanak ha recordado que el asunto compete al Consejo de Administración, que se reunirá el próximo día 27 y que será entonces cuando se apruebe el cierre de 2013 y se adopten las decisiones al respecto.

En todo caso, Fernández ha subrayado el compromiso de la entidad que encabeza con la obra social: "Forma parte de nuestros genes, no es solo una pose externa, y nuestra preocupación fundamental será que cada una de las cajas, a partir del momento en que se conviertan en fundaciones, puedan garantizar los importantes servicios que realizan a través de la obra social".

De otro lado, Kutxabank sustituirá en las próximas semanas más de 200.000 tarjetas y 1.500 datáfonos de sus clientes alaveses por nuevos soportes, que permitirán realizar pagos a través de un sistema de lectura sin contacto que, en las operaciones de hasta 20 euros, no requerirá de la introducción de clave alguna. Para cifras superiores, el datáfono solicitará la introducción de la contraseña correspondiente.

Este mecanismo empezará a funcionar el 15 de mayo y a finales de año se extenderá a Bizkaia y Gipuzkoa. Kutxabank sustituirá, sin coste alguno, las más de 200.000 tarjetas que tienen sus clientes alaveses, que recibirán unas nuevas habilitadas para funcionar sin necesidad de entrar en contacto con los terminales de lectura de comercios, taxis u otros proveedores de servicios y productos.

En principio, se establecerá un periodo de prueba en el que a los comercios no se les cobrará comisión alguna por cobrar a través de este procedimiento. Posteriormente, se les aplicará un cargo simbólico.

Fernández ha confiado en que las facilidades que ofrece esta herramienta contribuyan a impulsar el consumo. El pago sin contacto podrá efectuarse en las grandes superficies, en los comercios tradicionales y en servicios o pequeños establecimientos en los que hasta ahora no era habitual el uso de tarjetas: taxis, aparcamientos, mercados, bares, restaurantes de comida rápida, kioskos, estancos o panaderías. Algunas grandes superficies de Vitoria ya permiten el pago con este tipo de soportes.

Con esta experiencia, Kutxabank se prepara para gestionar los pagos con teléfonos móviles en un futuro cercano. La seguridad del sistema está "totalmente garantizada", ha destacado la entidad.