Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición acusa al PP de inducir el “caos” y dividir a los valencianos

El rector de la Universidad Politécnica defiende el trabajo de la Acadèmia

La oposición acusa al PP de inducir el "caos" y dividir a los valencianos con el episodio del informe del Consell Jurídic Consultiu (CJC) con el que pretende forzar a la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) a modificar la definición de "valenciano". "Estamos ante un Gobierno del caos", ha dicho el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, quien ha señalado que "el PP está utilizando la salida de la confrontación intentando desunir a los valencianos y enfrentar a los propios órganos de la Generalitat para intentar salvar una situación que es insalvable, que es su decadencia absoluta que está llevando a la comunidad Valenciana a una situación muy complicada". "El Gobierno, lo que debería hacer es gobernar", ha añadido Puig, "la AVL promover el valenciano y el CJC ayudar a que la convivencia sea mejor desde el punto de vista jurídico".

Por su parte, el portavoz de Compromís, Enric Morera, ha asegurado que el CJC "ha optado por la vía fácil para darle la razón al Consell". Morera ha defendido la actuación de la AVL para "acabar con un conflicto estéril, artificial y ajeno a los problemas reales de la sociedad valenciana". El dirigente de Compromís ha recomendado a los miembros del CJC "que consulten mejor la legislación valenciana, que es muy clara y, además, deja claro que todo lo que tenga que ver con el valenciano es competencia de la Acadèmia, no del Gobierno ni de los políticos".

"Entendemos que el dictamen se ha producido a raíz de una injerencia política del Consell", ha indicado la portavoz de Esquerra Unida del país Valencià (EUPV), Marga Sanz, que se ha quejado de que "al final lo que provoca es un enfrentamiento entre organismos estatutarios". La dirigente de EUPV ha acusado al CJC de "mostrarse sumiso a unas exigencias del Consell y del PP que han hecho de las señas de identidad una nueva batalla política".

El coordinador territorial de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en la Comunidad Valenciana en funciones, Romain Muzzati, ha acusado al PP de "intentar arrastrar a los valencianos a una espiral identitaria muy peligrosa por un puñado de votos". Muzzati ha apuntado que la postura del Consell debería basarse en "el consenso, la concordia y el espíritu de colaboración con todas las instituciones que dependen de la Generalitat". Por el contrario, sostiene que el PP "está manipulando la realidad al mezclar las ansias electorales con la ciencia y los dictámenes de los expertos en materia lingüística".

Por el contrario, el secretario general del PP valenciano y consejero de Gobernación y Justicia, Serafín Castellano, ha insistido este jueves en que se deben "respetar las señas de identidad" incluidas en el Estatut d'Autonomia y ha resaltado que la lengua "tiene que ser un vehículo de unión y no de confrontación".

Castellano, el primero en cargar desde el PP contra la definición del valenciano incluida en el Diccionari Normatiu Valencià de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), se ha expresado en estos términos tras darse a conocer este miércoles las conclusiones del dictamen sobre la polémica realizado por el Consell Jurídic Consultiu (CJC). Este último organismo señala que la definición de valenciano del Diccionari "no se acomoda" a lo que establece del Estatut, al tiempo que destaca que la AVL tiene la potestad de confeccionar el diccionario y fijar la normativa sobre la lengua.

Castellano ha asegurado que aún no ha podido leer el dictamen, por lo que no ha querido entrar en más valoraciones para no ser "imprudente". "Hay que cumplir lo que está estipulado en el Estatuto de Autonomía, que dice que nuestra lengua es el valenciano y ninguna otra", ha insistido. En su opinión, "resulta curioso que se diga que los que atacan y dividen son los que cumplen el Estatuto de Autonomía y las leyes", lo que, a su juicio, "no tiene ningún tipo de sentido".

Castellano ha instado a esperar a que se pronuncie la AVL sobre el dictamen del CJC y ha preferido no hablar de "futuribles". "Haremos valoraciones respecto a las decisiones que se vayan tomando en cada momento", ha concluido.

La Politécnica y la Xarxa Vives defienden el trabajo de la AVL

“Coincido con lo dicho por el presidente del Consell Valencià de Cultura, Santiago Grisolía; si tenemos una institución creada en el Estatut d’Autonomia para una función, no se le debe desautorizar”, ha manifestado el rector de la Universidad Politécnica de Valencia, Francisco Mora, en referencia a la actitud del Consell frente a la definición de valenciano del Diccionari de la Acadèmia Valenciana de la Llengua.

Mora ha hecho estas declaraciones en un encuentro con periodistas previo al Claustro constituyente de la institución académica. “Los miembros de la Acadèmia son expertos que deben poner rigor científico y académico a la cuestión lingüística”, ha añadido el rector de la segunda universidad valenciana. “Hay que dejarlos trabajar, tanto si nos gusta lo que dicen como si no; el rigor científico y académico debe de estar por encima de cuestiones políticas”.

Las universidades públicas están elaborando un comunicado conjunto sobre este asunto que se dará a conocer por parte del portavoz, el rector de la Jaume I Vicent Climent, ha matizado Mora. El Consell de Govern de la Universitat de València ya se pronunció hace dos días pidiendo al Gobierno valenciano que acate las sentencias judiciales que avalan la unidad lingüística del valenciano y el catalán.

El Consejo General de la Xarxa Vives d'Universitats también ha expresado su apoyo a la definición de valenciano recogida en el Diccionari de la AVL y ha recordado que la denominación y regulación de las lenguas corresponde al ámbito científico y "está sometida a la convención filológica de las academias y de las universidades".

En un comunicado, el organismo subraya que las lenguas son una "riqueza individual y colectiva" y que han de ser protegidas "con el objetivo de promover la diversidad y la concordia social".

Igualmente, celebra que la Acadèmia haya dictaminado a favor de la unidad de la lengua, "incorporando" en el Diccionari que el valenciano es la "lengua románica hablada en la Comunidad Valenciana, así como en Cataluña, las Islas Baleares, el departamento francés de los Pirineos Orientales, el Principado de Andorrra, la franja oriental de Aragón y la ciudad de Alguer, lugares donde recibe el nombre de catalán".