Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clamor contra el edil que quiso echar a la mujer de un sindicalista

La junta de personal del Ayuntamiento ha convocado una concentración para pedir su dimisión

La junta de personal del Ayuntamiento de Santiago han aprobado  una resolución en la que exigen, de forma "fulminante", la "dimisión inmediata" del edil de Deportes, Adrián Varela, por pedir el despido de una trabajadora, mujer de un sindicalista de la CIG, según figura en el sumario de la 'Operación Pokémon' y como el propio concejal reconoció que llegó a hacer en un "calentón", aunque después no "insistió".

"Lo más grave es la corrupción generalizada", ha observado Antón Barba (UGT), presidente del comité de empresa del Ayuntamiento, quien ha expresado, en rueda de prensa, la "preocupación grandísima por este nivel de corrupción, que impide seguir realizando funciones y el cumplimiento de la legalidad". Por su parte, Xabier Picón, de la CIG, ha llamado a "movilizarse" después de que, a la vista de lo que se ha podido leer en el sumario de la Pokémon, "ahora se sabe para qué se cambiaron" el secretario y la interventora del Ayuntamiento. "Antes lo sospechábamos, ahora tenemos la confirmación", ha remarcado.

La portavoz del gobierno local de Santiago, María Pardo, ha reconocido que la petición por parte de Varela es "absolutamente lamentable", pero ha incidido en que él mismo ha dicho que se trató de un "calentón" y que, después, "de ninguna manera insistió" en ello. "Estamos conociendo conversaciones particulares en las que hay hechos ciertos, no lo dudo; hechos parcialmente ciertos; y hechos absolutamente falsos", ha señalado María Pardo, quien ha dicho que "muchas veces se habla de oídas". Así, María Pardo ha incidido en que en el sumario lo que aparece es una conversación entre dos personas que dicen que Adrián Varela solicitó el despido, al respecto de lo que ha recordado muchas veces se "sacan las cosas de madre".

"Yo a veces digo 'yo a esta la mato', o 'a este me lo voy a cargar', y otra cosa es que lo lleve a cabo; y a alguna de vosotras o ha caído este calificativo", ha expuesto en rueda de prensa María Pardo, a modo de argumento. Pardo ha subrayado que, aunque la conversación de Adrián Varela, como él mismo ha calificado, "es absolutamente lamentable", él también ha dicho que "no es así como se cuenta" y que, además, "fue un calentón y de ninguna manera insistió".

Los trabajadores del Ayuntamiento han convocadouna concentración a las puertas del Pazo de Raxoi en la Praza do Obradoiro para condenar la situación que vive el Consistorio, con varias investigaciones abiertas.

Más información