Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz presenta a Mas un plan para desatascar el desafío soberanista

La presidenta andaluza propone blindar en la Constitución las competencias de las autonomías, un verdadero Senado territorial y una singularidad con Cataluña

La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, presentó ayer en Barcelona su alternativa para sacar del atolladero el proceso soberanista catalán ante la falta de diálogo directo entre Artur Mas y Mariano Rajoy. La dirigente socialista hizo suya la propuesta federal del PSOE de reforma de la Constitución, que definió como “un encuentro para fomentar la convivencia”. Esa propuesta se concreta, entre otras medidas, en clarificar qué competencias corresponden al Estado y cuáles a las comunidades autónomas para acabar así con el endémico conflicto de competencias que en ocasiones acaba dirimiendo el Tribunal Constitucional. Díaz detalló su propuesta en privado a Artur Mas durante un encuentro bilateral en el Palau de la Generalitat y luego la hizo pública en un almuerzo convocado por el foro Barcelona Tribuna.

La presidenta andaluza abogó por el blindaje de las competencias de las autonomías que “no quede al albur del Gobierno de turno” la interpretación de las normas. “El PP está realizando una invasión de competencias de las autonomías a través de la legislación básica”, apostilló, y como muestra citó la llamada ley Wert.

El valor más emergente que tiene el PSOE vaticinó que “si hubiera un socialista en La Moncloa ahora se estaría dialogando” sobre el proceso catalán porque, afirmó, “la única forma de evitar el choque de trenes es cambiar de vía y eso significa reformas y diálogo”. Díaz arremetió contra el inmovilismo de Mariano Rajoy y la cerrazón de Artur Mas. Ya a los dos les exigió que “dejen sus proclamas, aparquen sus monólogos y se muevan”, porque la situación actual conduce a “un callejón sin salida” que “ni Cataluña ni España se merecen”.

La líder andaluza aboga por una financiación “más justa” para Cataluña

La propuesta socialista que ayer Susana Díaz impulsó como suya —y que se recoge en la declaración de Granada que el pasado mes de julio suscribieron los dirigentes territoriales del PSOE— también aboga por transformar el Senado en una verdadera cámara de representación de los Gobiernos autónomos para que deje de ser una cámara de segunda lectura con escasa capacidad para modificar textos legales. Eso significa, añadió, que el Senado tenga capacidad para definir las leyes que afectan a las autonomías, como sucede con el Bundesrat alemán, que aprueba el 40% de las leyes de aquel país. “Y si no sirve para eso, eliminemos el Senado”, espetó Díaz.

La reforma federal de la Constitución que propone el PSOE debería recoger también “la forma de ser y estar de Cataluña y el resto de las comunidades”, que fueron las palabras empleadas para referirse al reconocimiento de la singularidad catalana. “Si durante la elaboración de la Constitución se dijo que se aprobó café para todos, todo el mundo tiene derecho ahora a tomar el café que quiera”, advirtió la presidenta andaluza en el debate posterior al almuerzo. En aquel proceso constituyente nadie impuso su criterio y por eso salió adelante, precisó Díaz.

“La financiación de Cataluña es injusta e insuficiente, como la de Andalucía”, sentenció en otro momento. Por eso abogó por un nuevo sistema que evite el agravio actual y la creencia de que Cataluña sufre un déficit fiscal de 16.000 millones de euros. “Lo que es inaceptable es que la tercera comunidad que más paga sea la novena a la hora de recibir”, dijo Díaz. No obstante, también insistió en que “son las personas, no los territorios, los que dan y reciben solidaridad”. En otro momento arremetió contra el Gobierno del PP por proponer un nuevo cálculo de las balanzas fiscales que, en su opinión, “solo introduce confusión” y supone “otro elemento de confrontación”. Su modelo de financiación, recordó, pasa por cuantificar el coste de los servicios por persona, un método que favorece a las comunidades más pobladas, como Andalucía y Cataluña.

Díaz pide a Rajoy y Mas que abandonen “las proclamas y los monólogos”

Susana Díaz subrayó que la situación política de Cataluña se explica, entre otras causas, por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, “que lo cercenó todo”, porque ese texto había sido refrendado antes por muchos catalanes. Para evitar que se repita esa situación, los socialistas abogan ahora, con el apoyo del PP, por recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad para los textos estatutarios. La presidenta andaluza también recordó la campaña de recogida de firmas del PP en contra del Estatuto catalán, y la calificó: “Fue un inmenso error por un puñado de votos que estamos pagando ahora”. Tampoco se privó de criticar la promesa que en su día hizo José Luis Rodríguez Zapatero de que apoyaría el texto que surgiera del Parlamento catalán: “No se puede prometer lo que no se puede cumplir”.

La plana mayor del PSC, encabezada por el primer secretario, Pere Navarro, arropó a la presidenta andaluza. Al almuerzo acudieron, entre otros, José Montilla, expresidente de la Generalitat. Tampoco faltaron palabras de elogio para el PSC, al que Susana Díaz definió como un partido vital de la centralidad política catalana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información